viernes, 14 de enero de 2011

"Herria 2000 Eliza": Nafarroa 1512-2012

La revista "Herria 2000 Eliza" ha publicado en su número de enero de 2011 un dossier monográfico sobre la conquista de Navarra, 1512-2012. En el mismo, escriben Jesús Valencia, Angel Rekalde, Patxi Abasolo Lopez, Idoia Arrieta Elizalde, Tomás Urzainqui Mina, Roldán Jimeno Aranguren, Pello Esarte, Kepa Ezeolaza, Ramón Sola, Patxi Zabaleta, Maiorga Ramírez Erro y Tasio Erkizia.

A continuación teneis la transcripción del artículo escrito por mí en nombre de la Iniciativa 1512-2012 Nafarroa Bizirik:

1512-2012 Nafarroa Bizirik:
LA MEMORIA QUE NO PUDIERON BORRAR.

 "La iniciativa 1512-2012 Nafarroa Bizirik  ha supuesto un punto de encuentro de historiadoras/es, investigadoras/es y representantes sociales, políticos y culturales de Nafarroa, con un doble objetivo: aclarar los conceptos mal empleados e incorrectos históricamente, y fomentar el conocimiento y el debate sobre lo que significó realmente la conquista de hace 500 años para nuestra sociedad, tanto para la de entonces como para la de hoy. 
Quienes participamos en 1512-2012 Nafarroa Bizirik somos muy conscientes de la importancia que tiene la historia para comprender el mundo y nuestra realidad más próxima. Cuando nos remontamos 500 años atrás en nuestra historia, no hacemos sino situarnos ante un acontecimiento histórico de gran trascendencia para las mujeres y los hombres de este país. Aquel julio de 1512, cuando lo que quedaba del reino independiente de Nafarroa fue atacado por más de 10.000 soldados de Fernando el Falsario, se dispararían unos acontecimientos que cambiarían y condicionarían nuestra historia, cuyas consecuencias seguimos padeciendo en la actualidad, ya en pleno siglo XXI.
228 zka., 2010, 4 €.
 Buena prueba de ello es el esfuerzo que los gobiernos realizan para transmitir sus propias “visiones de la historia” a través de aparatosas conmemoraciones en que se malgastan unos recursos que se regatean a los programas de asistencia y desarrollo social y a la investigación histórica que no apoya esos actos. Ese el caso de  la Comisión para la conmemoración del V. Centenario puesta en marcha por el Gobierno de Navarra.

La memoria histórica.

Cuando hablamos de “memoria histórica” o de la dimensión social del recuerdo, nos estamos refiriendo a la recuperación de las experiencias vividas personalmente en un momento y espacio concreto.  En nuestro caso, aunque estamos retrocediendo en el tiempo mucho más que la historia reciente, no es menos cierto que nuestro viaje de recuperación de aquellos acontecimientos sucedidos hace 500 años va a descubrirnos que gentes de este pueblo vivieron experiencias semejantes a las que distintas generaciones anteriores a la nuestra e incluso nosotros mismos hemos experimentado. La línea de continuidad entre experiencias vividas a lo largo de estos 500 años de persecución lingüística, actitudes de insumisión y de Ciudadelas construidas, entre otras cosas,  “para sujetar la voluntad de los naturales”, son buen exponente de ello.
Por tanto, cuando las mujeres y hombres de este Pueblo estamos recuperando lo acontecido hace 500 años, no estamos haciendo una mera recuperación de información sobre unos acontecimientos históricos ya pasados. Esa recuperación puede provocar el recordar, evocar y reexperimentar, sino aquellos acontecimientos (evidentemente los protagonistas de entonces murieron hace siglos), otros acontecimientos semejantes que sí han sido vividos por nosotras/os.
Sin duda alguna, la “memoria histórica”, concepto asumido plenamente por la sociedad en el lenguaje cotidiano, está cumpliendo una importante función social: mantener viva la memoria de las víctimas, así como la reconstrucción de la memoria histórica de grupos sociales o pueblos enteros afectados por los procesos de invisibilización. En nuestro caso, cuando hablamos de recuperar la memoria histórica, estamos haciendo un llamamiento a mantener viva la memoria de la experiencia de todo un Pueblo que vivió bajo un Estado soberano, del que se vio privado tras un largo proceso de conquista militar iniciado en 1200, acelerado tras la invasión de 1512, y su posterior sumisión social, política y económica. Como consecuencia de ese proceso, hoy nos encontramos ante un Pueblo privado de capacidad para ejercer su condición de sujeto político, encorsetado bajo las distintas administraciones francesas y españolas.
Todo proceso de recuperación de la memoria afectada por los procesos de invisibilización no puede limitarse a un mero proceso de investigación científica, sino que debe ir acompañado de la participación activa de los movimientos sociales. En nuestro caso, el papel de la iniciativa 1512-2012 Nafarroa Bizirik no es otro que desmitificar las visiones impuestas por las historiografías española y francesa, todas ellas insostenibles frente a un mínimo rigor científico, aunque profundamente arraigadas en la sociedad por la imposición de esas otras culturas nacionales dominantes.
Uno de nuestros objetivos es recuperar la memoria de las/os vencidas/os, de su aportación por la pervivencia de su Pueblo, de su experiencia traumática por no doblegarse al invasor. Personas con nombres y apellidos, todas ellas expoliadas, hechas presas y muchas asesinadas: son las Juana Botín, Joana Bereterra y Graciana Iribarren, el Mariscal Pedro de Navarra, los vecinos de Jaurrieta Eneco Ezker y su sobrino Sancho Arroia, los vecinos de Etxarren Martín García, Martín de Amézcoa y Sancho Andia, el merino de Arróniz y Martín de Linares, de la villa de Cortes, Pichiri Adot, Martín de Esandi e Iñigo Adot, Joana Garro, Oxa Gaspe, Graciana Laina y Aluzia Roncalesa, Domingo de Ezconoz, la mujer de Adagorri y Gracia Metida. No dejaremos que caigan en el olvido.
Cuando hablamos de memoria de la historia, ya sea cercana o, en nuestro caso, con siglos de por medio, nos estamos refiriendo a un proceso que aún no se ha cerrado, que sigue pendiente de algún tipo de resarcimiento, de una herida que todavía sangra. Estamos hablando de recuperación de la verdad, de restituir la dignidad arrebatada a las víctimas, aunque éstas vivieran, amaran y sufrieran hace ya cinco siglos. Han querido borrar de nuestra memoria colectiva que fuimos un estado independiente, llámese reino de Pamplona o de Navarra, el país del Euskara o de Euskal Herria, destruido deliberadamente por las monarquías española y francesa.

2012-2012 Nafarroa Bizirik.

2012, el quinto centenario de la conquista de 1512, constituye una verdadera ocasión para recuperar la memoria de nuestro pasado. No entendemos que sea objeto de celebración la Conquista, un acto violento que, además de la pérdida de nuestra soberanía, causó miles de personas muertas y represaliadas. 
1512-2012 Nafarroa Bizirik nació en febrero de 2008 a raíz de una marcha cultural que se organizó en Iruñea para «remover conciencias sobre la conquista». Además de ofrecer durante ese año conferencias que repasaban la historia de Euskal Herria, el acto de Amaiur realizado el 1 de febrero de 2009 fue el verdadero punto de arranque de la Iniciativa. La asistencia de cientos de personas y representantes del medio centenar de municipios que hasta la fecha de entonces se habían adherido a la iniciativa, superaron con creces todas nuestras previsiones.
En junio de 2009 hicimos público un manifiesto apoyado por treinta historiadores de diversos ámbitos, donde los firmantes contraían el compromiso de divulgar los hechos de la conquista y las consecuencias que ello ha producido. En noviembre comparecimos en la comisión de Cultura y Turismo del Parlamento foral, y el 3 de diciembre Orreaga dio un lugar privilegiado a la Iniciativa en el acto final de la conmemoración del Nafarrren Biltzarra.
En el Congreso de Viana organizado por Nabarralde en septiembre del 2010 participamos con una Comunicación, haciendo realidad esa confluencia necesaria entre los profesionales de la Historia y los movimientos sociales en pro de la recuperación de la memoria. Al mes siguiente tuvo lugar la inauguración pública de nuestra sede en la calle Manueta del Casco Viejo de Iruñea, con una significativa presencia de representantes sociales, políticos y culturales.
La iniciativa ha sido avalada ya por la adhesión particular de 1.500 personas y 80 ayuntamientos a lo largo de toda la geografía vasca, campaña de adhesiones que aún sigue abierta. Y la primera edición de nuestro libro“500 años de conquista: La memoria que no pudieron destruir” acaba de agotar sus 8.000 ejemplares, buena prueba de la demanda social para abordar el tema que hoy nos ocupa en estas páginas.
Los movimientos sociales y populares vienen definidos por una práctica donde se reflejan una serie de valores propios como son la solidaridad, la participación, la igualdad, y como no, la voluntad emancipadora, siendo este último uno de los rasgos definitorios de 1512-2012 Nafarroa Bizirik. Y como movimiento que somos, éste es algo mucho más que las personas y colectivos que nos engloba. Nos hemos marcado trabajar, durante estos cuatro años, por la recuperación de nuestra memoria. Porque sabemos que la memoria no es sino el punto de partida. La fecha del 2012 ha de ser eso precisamente, las distintas dinámicas sociales, políticas y culturales puestas en marcha hasta ese momento han de confluir en un clamor popular que reivindique que Nafarroa, el País del Euskera, Euskal Herria, sigue viva pese a 500 años de ignominia, y tiene la firme voluntad de ser una pieza más del puzzle de Pueblos libres que el siglo XXI debería conocer más pronto que tarde.
Por tanto, no es del todo cierto que no haya nada que celebrar en el 2012. Pese a la oscuridad de estos 500 años, este Pueblo sigue vivo, y una parte importante de sus gentes están dispuestas a continuar siendo protagonistas de su presente y de su futuro. He aquí, precisamente, la razón de ser de 1512-2012 Nafarroa Bizirik. Acércate y participa. Puedes empezar por hacer tan sólo un clic: http://www.1512-2012.com/."

Patxi Abasolo Lopez
1512-2012 Nafarroa Bizirik



No hay comentarios: