sábado, 19 de febrero de 2011

IRULE bizirik ala Arrotxapea hilik?

El miércoles pasé frente a la nave situada en el número 85 de Marcelo Zelaieta, que el pasado 29 de enero llegó a ser Gaztetxe por segunda vez. Ese espacio, revitalizado por un centenar de jóvenes, se encontraba tapiado y bien tapiado. Ya no estaba la colorida máquina de coser que los ocupas dejaron pintada en su entrada principal (Irule significa hilador/a o hilandero/a, antigua actividad de la fábrica). Sólo quedaban los fríos ladrillos puestos por alguna o algún currela bajo las órdenes de una más fría (o frío) municipal, fiel garantizadora de la aún si cabe más fría jueza (o juez) de turno.
Ayer volví al mismo lugar para sacar una fotografía del local, y así poder lanzaros la siguiente pregunta: ¿Qué preferís: Un IRULE vivo o una Rotxapea muerta? (IRULE bizirik ala Arrotxapea hilik?). Seguro que las siguientes tres fotografías os ayudan a encontrar la respuesta adecuada. Ya me contareis.


Jagoba Manterola, Gara, 2011-01-30.

Patxi Abasolo, 2011-urtarrila-31.

Patxi Abasolo, 2011-otsaila-16.

Ese árbol, solitario testigo de todo lo acontecido en IRULE, nos hace pensar que, ¿por qué no?, IRULE también, aquí o en otro lugar de la Rotxa, conocerá una nueva Primavera.

* Crónica de la última ocupación y desalojo: IRULE se niega a morir en Arrotxapea.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Gora Arrotxapeako gazteak!