martes, 10 de mayo de 2011

Esculturas de la Rotxa (2): Carlos Ciriza Vega.

     En la Rotxa se encuentran dos esculturas de Carlos Ciriza Vega, nacido en Lizarra en 1964 y padre por seis veces. Como explica la propia web del artista (carlosciriza.com) en castellano, inglés, francés, árabe y chino [eso sí, nada de euskera, no sea que alguien piense mal] la pintura y escultura son artes paralelas en el desarrollo de sus creaciones.

Lantegian, carlosciriza.com
   En sus primeros años, desarrolló su obra con reflexiones próximas al pensamiento de Richard Serra, Julio González, Martín Chirrino, Henry Moore, Chillida y Oteiza. En el caso de estos dos últimos la cercanía se manifiesta [además de geográficamente, dice la web, para evitar mencionar la procedencia común de esos artistas con el que ahora nos ocupa] en el espíritu que anima a su plástica, donde el espacio se revela como un elemento esencial e imprescindible en la escultura contemporánea.

    Desde su primera exposición pública en 1984, su preocupación por el desplazamiento del volumen y por la circulación de espacios vacíos son una constante en sus proyectos. Se ha especializado en la instalación de esculturas de gran formato para espacios públicos y privados. Sus obras están integradas en la arquitectura, así como en los entornos urbanos y naturales (parques, plazas, rotondas, zonas verdes y espacios abiertos). Cuenta con importantes escultóricas instaladas en Euskal Herria y otros 24 países de todo el mundo. En Navarra se encuentran Stella, en Lizarra, Basajaun, en Sunbilla, y, ya en Iruñea, Lugar de pensamientos (1997), en el campus de la Universidad Pública, y otras obras en el Museo de Navarra, Parlamento, Ayuntamiento, Universidad del Opus o Caja Navarra.

    En Arrotxapea disponemos de Construyendo Espacios, pieza que, según su autor, «supone una reflexión sobre la acción de las formas en el espacio mediante el cuerpo de la obra, en un movimiento ascendente de gran fuerza expresiva, además de un diálogo a través de la interrelación de curvas y contra-curvas que se suceden en el espacio horizontal y vertical».

Jimeno Jurio Plaza, Patxi Abasolo, 2011-05-09

Construyendo espacios, 2002.
Chapa de acero cortén recortada. óxido rojizo.
Figura: 126 x 74 x 57 cm.
Pedestal: 102 x 59 x 59 cm
Temática: Representación aeroespacial de formas tridimensionales
Instalación: 2003
Ubicación: Plaza Jimeno Jurío, situada en la confluencia de las calles Juslarrocha, Raimundo Lanas y Uztarroz, aún no reconocida por el Ayuntamiento.


    La página web del ayuntamiento menciona, bajo la firma de Francisco Javier Zubiaur Carreño, que “con ocasión del fallecimiento en 2002 del que fuera responsable entre 1970 y 1983 de la Biblioteca del barrio de la Rochapea, y conocido historiador y folclorista, José María Jimeno Jurío, la Alcaldesa de la ciudad, Yolanda Barcina Angulo, expresó su voluntad de dedicar un espacio a recordar su figura, con la urbanización de esa plaza que llevaría su nombre de forma oficiosa, y que se decoró con dicha escultura”. La verdad es que esta mujer y sus acólitos no van a dejar de sorprendernos. Lo cierto es que ese mismo año 2002, la revista rochapeana La Ezkaba solicitó que el ayuntamiento asignara el nombre de Jimeno Jurío a esa Plaza, a lo que éste se ha negado sistemáticamente hasta el día de hoy. En fin! Demos una pequeña clase virtual en torno a la obra Construyendo espacios. Y tarea para más tarde: repetir la vuelta vosotras/os mismas/os, eso sí, en directo, eh?, y comentarnos qué os ha parecido. Venga, no os cortéis, que no hace falta que firmeis el comentario...

Patxi Abasolo, 2011-05-09

Patxi Abasolo, 2011-05-09

Patxi Abasolo, 2011-05-09

Patxi Abasolo, 2011-05-09

    La otra obra situada en el barrio es el Monumento al Centenario de la Provincia Capuchina en Navarra, Cantabria y Aragón, que el artista dota de contenido simbólico a esta obra con el óxido del acero, que evoca el color pardo del tradicional hábito capuchino.

Patxi Abasolo, 2011-maiatza.




Monumento al Centenario..., 2000.
Acero oxidado y hormigón
Escultura: 210 x 131 x 50 cm
Pedestal: 147 x 79 x 79 cm
Temática: Alegórico-religiosa
Instalación (inauguración): 30 de mayo de 2000
Ubicación: Jardines de la Curia Provincial de los Padres Capuchinos.



    La plancha de acero de la escultura queda abierta por una gran «Tau», letra del alfabeto griego en forma de cruz que se identifica con el franciscanismo, por cuanto Francisco de Asís la empleó como símbolo personal y como firma de sus escritos. En el trabajo escultórico, en palabras de José Javier Azanza López recogidas en la web municipal, se observa una reflexión ante el espacio y las formas esenciales que se plasma en un lenguaje abstracto y racionalista, aunque sin renunciar por completo a la figuración. En esta obra se muestra el juego entre conceptos complementarios como el volumen y el vacío, lo dinámico y lo estable, las formas abiertas y cerradas, o lo objetual y lo conceptual.

Patxi Abasolo, 2011-05-09
    Para terminar, aunque se encuentre fuera del barrio, la escultura que se encuentra ante la Plaza de Toros de Iruñea, seguro que la habéis visto más de una vez. Se trata de El mundo de los toros, obra de acero, poliéster, fibra de vidrio y madera de roble, castaño y cerezo, creada por Carlos Ciriza en 1996 e instalada el 26 de junio de 2000.

Patxi Abasolo, 2011-05-09.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Patxi, que yo he ido, y esto es lo que he visto, uno de esos trabajadores esclavos de la mina con el cesto cargado de mineral a la espalda, ah! me ha gustado la tarea. Ana

Patxi Abasolo Lopez dijo...

Kaixo Ana
Muchas gracias por hacer público que has realizado esa pequeña tarea. Digo hacerlo público, porque seguro que más de una persona se ha acercado y ha dado un par de vueltas a la escultura de Ciriza, a ver si se animan a comentarlo. Por cierto, en casa también han visto el currela con el cesto a cuestas.
Ongi segi