jueves, 30 de junio de 2011

Zer zen Arriasko XIX. mende amaieran?

  He aquí mi última colaboración publicada en Arriasko: El Portal Popular de la Rotxapea. En esta ocasión haremos un viaje hasta la Rotxa de finales del siglo XIX, allá por la década de 1880.

Julio Altadill, 1895.
Zer zen Arriasko?

Arriasko Arrotxapeako Herri Atarian Arriasko Plazaren argazkia azaltzen zaigu, 1925. urteko argazkia. Atariak berak azaltzen duen bezala, “orduko enparantza horrek auzoko bizilagunen topaleku gisa funtzionatzen zuen, auzoaren muina bilduz eta bizilagunak harremanduz”. Helburu bera du duela sei hilabete abiatu zen komunikazio tresna berri honek. Batera datozkigu, bada, izena eta izana.

Honetan, atzera egingo dugu 125 urte. Zer zen Arriasko XIX. mendearen amaieran? Bi hitzetan, arrotxapearren sozializazio-espazioa, hau da, garaiko auzokideen topagunea. Eta horrekin batera, derrigorrezko pasabidea auzoaren eta Alde Zaharraren artean: Arriasko Plaza, Larru-ontzaileen Zubia (Curtidores) eta Arrotxapeako Atea. 1895ean Julio Altadillek ateratako argazkian ikus dezakegunez, Arga ibaia edota Zubia izan ezean, ezinezko genuke gure auzoa igarri.

Metro batzuetara dozenaka latsari (garbitzaile) ziren ibai ertzean, guztiak emakumeak. Goizeko seietan hasiera ematen zioten lan egun luze eta gogorrari, auzokoek zein Alde Zaharretik etorritakoek, azken hauek soldadu espainiarrek zubi altxagarria igo ondoren. Neguan hotz eta udan bero. Artean ez zuten lortu Udalak zuhaitzak landatzea udako bero jasanezina ekiditeko asmoz.

1886an, Arriasko plazan zegoen Artzainen Etxean Jesus Haurra Harrera-etxea inauguratu zen, gero Errekoletak Plazara eraman zutena. Harrera-etxean uzten zituzten latsek bere seme-alabak lan eguna bukatu arte. Arriasko plazan ere bazegoen Udal Hiltegia. Eta aurrerago, gaurko Corralillosetik haratago, Gas-fabrika, Iruñeko industrializazioaren lehenengo elementuetako bat. Gasak olioa ordezkatu zuen, eta arrisku larria utzi zuen antzinatik zirauten argizarien lanbidea. Izan ere, Arga ibai ertzean argizaria zuritzen zen, gaurko Argizariaren Larrea Plazan, hain zuzen. Bestelako lanbideak ere baziren XIX. mendeko Arrotxapean, artilearen garbiltzaileak eta burdina galdatzen zutenak, besteak beste. Azken hauek Arriasko plazaren ondoan egiten zuten lana. Baratzak ahaztu gabe, jakina!, artean gure auzoa berde baitzen nagusiki. Urte haietan, Burlatako txitxirio, Tajonarreko ardi-esnea eta Berrioplanoko ahariarekin batera, ospe berezia zuten Arrotxapeako ilarrek eta potxek. Ilarrak, potxak… eta, nola ez!, crispilla, bertako letxuga hori, Argandoña bezalako baratzezainekin batera joan zitzaiguna.

Lanak auzokideen bizitza osoa markatzen bazuen ere, festarako tartea ere bazegoen. Beste tokietan bezala, Arrotxapean lan eta bizi baldintza gogorrak ahazteko unea zen festa. Bere maiordomoekin, rellenoa, piperropilak eta ardo mindua festalagun. Gurdian musikaria eta… parranda ederra. Bai, Arriasko plazan. Festa amaitzean gaurko “ni gaixoa”ren bertsioa ere bazegoen, garai hartan oso ezaguna zen koplaren bidez:

Ya se han rematao las fiestas
ya se ha marchao el gaitero
las mozas se han quedao tristes
y los mozos sin dinero.

Arrotxapeako Atea, Gas-fabrika, Arriasko Plaza, Argizariaren Larrea, Crispilla… Egun, tamalez, hainbat kaletako izenak besterik ez ditugu historia horren lekuko.



martes, 28 de junio de 2011

Arrotxapeako Egunkaria/Diario de la Rotxa (5)


  Azken hilabete hauetan hobeki ari naiz Euskal Herria ezagutzen, 1512-2012 Nafarroa Bizirik ekimenari esker: Algorta, Urruña, Legutio, Oibar... Kilometro gehiegi badira ere, oso abertsa izaten ari da bertako jendearekin patxadaz solasteko aukera izatea. Hori bai, askotan ni bakarrik errepidean, isiltasuna, ilargia eta izarrak bidelagun. Ekainaren 15ean, adibidez, Elorriotik nentorrenean, gaueko 11:00etan, aukera ederra izan nuen ilargiaren eklipsearekin gozatzeko, benetan ederra!
  Berri tristeak ere izan ditugu Arrotxapeako lagunok. Larri ziren bi lagun joan egin zaizkigulako. Tira, bada, triste eta lasaigarria ere, horrekin sufritzeari utzi baitiotelako. Ekainaren 7an Pili Izurak utzi gintuen, Juanito Rübenach-en neska-laguna. Juanitoren semeak, Jon eta German Rübenach ezin izan ziren hurbildu azken agurra ematera. Urrunegi daude, Frantziako zein Espainiako ziega ilunetan. 
Hona hemen Puerto IIIko euskal preso politikoek bidalitako hitzak: “Azken agurraren lurralde laiotzetan ilunetik irten / eta argitasuna urratuko dugu garai berrien bila”.Gure Txoko honetatik ere, besarkada gozo bat Juanito eta Iruntzerentzat.
  Margari Aiestaran ez genuen auzokide, baina bai oso ezaguna hainbat lagunen artean. Margari eta Justo de la Cueva, biak soziologoak, komunistak, Herri honekin oso konprometituak. Ekainaren 19an, igandean, agur xumea bezain hunkigarria egin genion familiak eta lagunok, Otsoportillon (Urbasan)  zorigaiztoko tokia Errepublikaren aldekoentzat.
 Hainbat lagun Arrotxapeatik ere bertaratu ginen, ekitaldiari hasiera eta amaiera eman zien txalapartariak ere bai. Justok hitza hartu eta gogora ekarri zizkigun Margarirekin izandako lehenengo hartuemanak, lehenengo musuak eta besarkadak. Margari, “una traidora a su clase”, bota zuen bere senarrak. Izan ere, Justoren eskutik, jaiotzez zegokion klaseari muzin egin eta langileon klasea besarkatu zuen. Espainian izan zen, Madrilen, frankismoaren urte beltzetan. Eta hortik geroztik, beti ere Marxek zioenari jarraiki, borrokatzen. XIX. mendeko bizardun hark zioen bezala, borrokatzea maitatzea baita. Justoren hitzetan, hona hemen maitasun horren froga: “ez genion begietara elkarri begiratzen, norabide berean baizik, helburu bera baikenuen iparrizar: bestelako mundu justuago, komunismoa, sortzea". Hemendik ere beste besarkada goxo bana Justo, Zuriñe eta Zuzenentzat.
  Ekainaren 23an, Udako Solstizioa, urteko gau politena, nire ustez. Eta nire urtebetzea, 44, beraz, ongi ospatu behar, ezta? Aurten ere Bulebarrera hurbildu gara jauziak egitera suaren gainetik, suak eraman ditzan berekin, urtean gertatu zaizkigun gauza txar guztiak eta gure etsaiengandik libra gaitzala. Ongi pasatu dugu Patxi Larrainzar ikastetxeko gurasoekin batera. Bokatak, 1512-2012 Nafarroa Bizirik ardo ondu bikaina, suak, Rotxaranga... Portzierto, gure hozkailua beste norbaitek eraman zuen. Bi minutu despistatu eta...ale hop! Hozkailurik ez. En fin!
  Hurrengo egunean, ekainaren 24an, auzoko El Salvador Merkatarien Eguna: jokuak, paellada eta dantzaldia Martzelo Zelaieta kalean. Bai, Martzelo Zelaietaren zati bat aske, Bernardino Tiraputik Lau Haizetara, kotxerik gabe! Egin daiteke!! Arrotxapeako Kirol Taldeko bazkideen eguna ere izan da. Eta gauean To' kan Guay kontzertua Zokoa tabernan, betiko rockarekin gozatzeko aukera ederra.
  Igande honetan, ekainaren 26an, goizeko 8:45ean hamar bat auzokide 16 villavesa hartu eta Getzera abiatu ginen, Nabarraldek antolatutako Noaingo Bataila oroitzeko martxan parte hartzera. Aurten, Ulibarrenaren monumentuan azken bataila handi hartan hildako 5.000 nafarri omendu ondoren, nik neuk izan nuen lehenengo metroak makila eramateko ohorea, 1512-2012 Nafarroa Biziriken izenean.
  Bai, eklipseak eta Solstizioak, laguneei eskainitako agurrak, gaurkoei zein duela mende askotakoei, kontzertuak eta parrandak... denetik gure Arrotxapean, bizirik dagoen seinale ukaezina.



lunes, 27 de junio de 2011

Hausnartzen/Reflexionando/Réfléchissant


ZUHAITZAK


Ez dira nomadak, zuhaitzak, baina haize apur batek eraginez gero, hor aurreko zuhaitz horrek behintzat, bidaia egiteko gogoa duela nabaritzen da. Ze adierazkorrak diren bere mogimenduak, besoak eraginez. Guti gora behera, oinak lurrean lotutako pertsona batek, zutik, egingo lituzkeenak.


Joseba Sarrionandia, Hitzen ondoeza, Txalaparta, 1997.




[más abajo en castellano]




Urtarrilaren 10ean hasiera eman genion HAUSNARTZEN atalari (Blogaren eskuinaldean dago Etiketa gisa) . Astero aipu berria jarri dugu, beti ere Joseba Sarrionandiak idatzitako Hitzen ondoezako definizio eta burutazioen artean hautatuak (Txalaparta, 1997). Ia sei hilabete izan dira, osotara 26 aipu. Ia 6 hilabete... eta ia 6.000 bisita izan ditu gure Historiaren Txokoak. Beraz, Arrotxapeako Txoko hau atontzen jarraitzeko gogo handiarekin. Tira, bada!, badut aste osoa hurrengo liburua zein izango den pentsatzeko. Hurrengo astelehenean jakingo duzue. Aste berri on!



El 10 de enero dimos inicio a esta sección REFLEXIONANDO (aparece entre las Etiquetas, a la derecha del Blog). Cada semana hemos elegido una cita diferente entre las muchas definiciones, reflexiones... realizadas por Joseba Sarrionandia en su libro Hitzen ondoeza (Txalaparta, 1997). Han sido casi seis meses, en total 26 citas. Casi 6 meses... y casi 6.000 visitas que ha tenido nuestro Rincón de la Historia/Historiaren Txokoa. Y por ello, con muchas ganas de seguir alimentando este Txoko de la Rotxa. ¡Bueno! Tengo una semana para pensar cuál será nuestro propio libro. Lo sabréis el próximo lunes. ¡Que tengáis una buena semana!


viernes, 24 de junio de 2011

Donibane gaua eta udako solstizioa (eta II)

3.- Donibane gauarekin lotutako zenbait kontu.
Gipuzkoako Anoeta herrian, San Joan hirugarrenean, hau da, ekainaren 23an, arratsaldeko laurak aldera, oilasko jokoa izaten zen herriko plazan. Jokoaren ondoren aurreskua dantzatzen zuten.

Donostian, Gipuzkoako herri gehienetan bezala, herriko plazan lizar handi bat jartzen dute eta San Joan gauean, herriko agintariek aurreskua dantzatzen dute zuhaitzaren aurrean. Ondoren, belarrez eta zuhaitz-adaxkez egindako metari su ematen diote, eta plazan bildutakoek dantza egiten dute su-metaren inguruan hasieran eta gero jauzika aritzen dira suaren gainetik.

Nafarroako Arraiotzen, San Joan bezperan, elorri zuriaren adarrak mozten dira eta San Joan-lore (3), intxaur hosto eta iratzezko sorta bat osatu. Festa eguneko mezan bedeinkatzen dira sorta horiek eta ganbaran lehortu. Ekaitza lehertzean, sorta horietako lore eskukada batzuk botatzen dira sutara, eta kandela bat pizten, eguraldia hobetu arte horrela edukitzen dena.

Gipuzkoako Elduaien herrian, oraindik bizirik da oso goiz irteteko ohitura San Joan goizean lizar edo gorosti bila, etxe atariko bi aldeetan jartzeko. Euskal Herriko bazter askotan errepikatzen da errito hau. Egun batzuen buruan, eta lehorrak daudenean, adarrak kentzen dira. Horrela etxea babesturik dago ekaitzetatik.

Gipuzkoako Oiartzunen Euskal Herriko edozein herritan bezalaxe, San Joan Gauaren indar magikoaz sinisten dute. Horrela frogatzen du lasto sortak erretzeko duten ohiturak. Horrek soroetako etsaien erreketa eragingo zuela espero baitzuten. “Gure soloan lapurrik ez. Badaude, erre bitez. Apoak, sugeak erre eta peste txarrak erre, erre!”

Lapurdiko Sara herrian, bidegurutze batean egiten dute sua bezperan. Suaren inguruan ibiltzen dira bertakoak arrosarioa errezatzen, eta horrekin eguzkiari bere urteroko ibilbidean laguntzen diotela uste dute.

Azkaine herrian, gauerdia iristean, sua pizten da herriko plazan eta herriko dantzariek mutxikoak dantzatzen dituzte bere inguruan. Ondoren, bilduta dauden guztiak soka-dantzan ibiltzen dira suaren inguruan jira-biraka, eta geroxeago jauzika suaren gainetik su-meta itzali arte.

Lapurdiko Uztaritzen eta Nafarroako Beintza-Labaienen, herriko gazteak su-metaren inguruan dantzan eta jauzika ibiltzen dira. Esaten dutenez, suak gaitz guztiak garbitzen omen ditu, baita larruko sarna ere. Hori dela eta, Uztaritzen Xarnafera! oihukatzen dute, behin eta berriro, eta Beintza-Labaienen honako hau:

“Sarna fuera,
gaixtuk kanpora!
Onak barrenera!

Zuberoan, mendietan piztutako su-meten inguruan biltzen dira, eta gau-pasa ederra egiten dute dantzan, kantan eta jauzika. Azkeneko urteetan, Mixel Etxekoparrek sortutako dantza egiteari ekiten diote. Jondane Johane (4) Dantza izena du eta hauxe dio:

1.- Urteak jin (5) eta bihikatzen bata
bestearen ordari,
ihautez piztürik sü berria eki begia
beilari.

2.- Izarren hautsa zü Amalürra gaudenen
bizi-emaile.
Argizagia (6) eta ekia zure bi haürren
sortzaile.

3.- Goren-gorenik gure izarra xuri gorri
argizale.
Ekia gaü egünen egile zü denboraren
jakile.

4.- Beherapenaren aldia da gora dagon
güziari.
Üngürü-üngürü urtaroak egünak sor dü
gaüari.

Eta lau koblen artean, behin eta berriro, errepikatzen duten leloa:

Ezker negüa, esküin argia,
jaüzi aitzina dantzari.
Doblez ützüli esküak ützi,
pikaz üngürü süari.

Adibide hauetan garbi ikusten den bezala, antzeko erritualak dira gure geografiaren luze-zabalean, hau da, gure zazpi herrialdeetan, errepikatzen direnak.

4.- Donibane gauean egin beharrekoak.
San Joan edo Donibane gauean, onena da gure etxetik hurbilen pizten den su-metara hurbiltzea, eta ahal izanez gero, bere inguruan, bertan bilduta dauden beste guztiekin batera dantzatzea, eta ausartuz gero, jauziren bat egitea suaren gainetik, suak eraman ditzan berekin, urtean gertatu zaizkigun gauza txar guztiak eta gure etsaiengandik libra gaitzan.

To sua,
zaharra eramantzan
eta berria ekartzan!

Bestalde, ez dugu ahantzi behar gure ateburuetan edota ate nagusiaren bi aldeetan, lizar aldaxka bana jartzen, euskaldunon zuhaitz magikoak gure etxea eta bertan bizi garen guztiok babes gaitzan. Izan bedi ekibegia (7) gurekin Donibane gau magikoan, euskaldunon akelarre handian!

---------------------------

Oharrak:
Hartzaro: Lapurdiko Uztaritzen inauteriari ematen dioten izena.
Udagoien: Uda.
San Joan-lore: Udaberrian loratzen den lehena. Pazko-lorea ere deitua.
Jondane Johane: San Joan zubereraz.
Jin: Etorri.
Argizagi: Ilargia zubereraz.
Ekibegi: Eguzkiaren begia.

Egilea: Joseba Aurkenerena [http://www.kazeta.info]



Donibane gaua eta udako solstizioa (I)

1.- Urtearen banaketa eta udako solstizioa.

Gure arbaso zaharren kosmogonian urtea bitan banatzen zuten, alde batetik uda eta bestaldetik negua. Urtea bere izenak esaten digun bezala
(ur + te) ur edo eurien kopura eta maiztasuna banatzeko denboraldi luze eta errepikakorra zen, hau da,
eurien zikloa.
Uda eta neguaren arteko banatzaileak solstizioak eta ekinozioak ziren. Abenduaren 21-22an, neguko solstizioarekin batera, negua hasten da eta martxoaren 21ean, udaberriko ekinozioarekin, bukatzen da. Neguko solstiziotik udaberriko ekinoziora doan denboraldiari euskaldunok negua, inauteria edo hartzaroa (1) deitu diogu, garai horretan amalurra lotan baitago, eta gure mendietako hartza neguloan edo hibernazioan, baina udaberriko ekinozioa iristean, hartzarekin batera, amalurra esnatuko da, indarrik gabe izen den Eki edo Eguzki (euskaldunontzat bizitzaren jainkosa) berpiztuko da, uztak azalduko dira eta gizakiaren bizimodua lur azalean izanen da, aisagoa, errazagoa, neguko leize-zuloen babesa, behin behinekoz baztertuta.

Udaberriko ekinozioa den martxoaren 21etik neguko solstizioa den abenduaren 21a arte uda izanen da. Halaber, uda edo udara hiru zatitan banatzen da: udaberria, udagoiena eta udazkena. Udaberriko ekinozioa den martxoaren 21etik udako solstizioa den ekaineko 21a arte udaberria daukagu, ekainaren 21etik udazkeneko ekinozioa den irailaren 22a arte udagoiena, eta irailaren 22tik neguko solstizioa den abenduaren 21a arte udazkena. Abenduaren 21ean uda bukatzen da gure arbasoen kosmogonia zaharrean eta berriro, negua hasten da; eta horrela betidanik eta betirako etengabeko ziklo natural batean sarturik.

San Joanetan, udako solstizioaren banatzailean gaude bete-betean. 21-22an betetzen bada ere, europar tradizio zaharrak 23ko gauarekin, hau da, Donibane gauarekin, lotu du oso garai zaharretatik. Euskal tradizio zaharretan esaten denez, San Joanetan edo Donibaneetan, eguzkiak ortziko edo zeruko goia jotzen omen du, edo beste modu batean esanda, euskaldunontzat bizitzaren jainkosa den Ekik osotasuna sinbolizatzen duen Ortzi dibinitatearen teilatu gaina ukitzen du. Zenbait adituren ustez, ekaina hilabetearen izenak horren berri garbia emanen liguke: Ekaina = Eki + gaina, hau da, Ekik zeruko gaina ukitzen duen momentu edo tenorea.

2.- Donibane gaueko sua.

Euskaldunon kosmogonia zaharrean beste kosmogonia naturalista-animistetan gertatu den bezalaxe, oinarrizko lau elementuak diren ura, sua, lurra eta haizearen berri ematen digun sinbologiak eremu handia hartu du.

Oroit dezagun urtea bitan banatzen dela: negua eta uda. Negua hotzarekin, ilunarekin, loarekin eta euskaldunontzat heriotzaren jainkosa zen Ilargi edo Ilazkirekin lotua zen; eta uda berriz, beroarekin, argiarekin, uztekin, ernaltzearekin eta euskaldunontzat bizitzaren jainkosa zen Eki edo Eguzkirekin lotuta.

Solstizioetan eta ekinozioetan, hau da, sasoi batetik bestera pasatzeko egunetan, gure arbasoek oinarrizko sinbologian azaltzen diren lau elementu horietaz baliatzen ziren, uraz eta suaz, gehienbat, zenbait errito magikoren bidez sasoi batetik besterako bideak bedeinkatzeko eta errazteko. Donibane inguruko egunek udaberritik udagoienerako (2) pausoa ahalbideratzen dute,edo beste modu batean esanda, Eguzki-begi gorenaren garaira doan bidea prestatzen digute. Normala da, beraz, suaz baliatzea biziaren momenturik gorienak adierazteko. Baina ez dezagun ahantz, negua Olentzeroren inguruan, hau da, neguko solstizioaren inguruan, Olentzero enborra piztuz hasten zela Euskal Herriko bazter aunitzetan. Sua erabiltzen da neguko solstiziorako eta baita udako solstiziorako ere.

Sua garbitzailea da, eta horixe da bere esanahirik zabalduena. Suak amaiera ematen dio garai bati eta hasiera beste berri bati, eta horretarako aurreko garaian eduki ditugun oztopoak, ezbeharrak, etsaiak eta abar errez, errazago eginen zaigu garai berri zoriontsuago batera igarotzea. Gogora ekar dezagun horretarako herri askotan erabiltzen den azti-hitz jokoa:

“San Joan, nik ez daukat
besterik gogoan,
bi arraultza kolkoan,
beste bi gehiago altzoan.
Artoak eta gariak gorde, gorde!
Sorginak eta aztiak
gure artean beude!
Sugeak eta apoak erre, erre!

Egilea: Joseba Aurkenerena [http://www.kazeta.info]

martes, 21 de junio de 2011

Esculturas de la Rotxa (3): Jose María de Vega

  De las cinco esculturas que se encuentran en Arrotxapea, tres de ellas están dedicadas a motivos religiosos y se encuentran instaladas en Capuchinos, en el número 42 de la calle Errotazar. En su día ya comentamos el Monumento Aita Esteban de Jose Ulibarrena, y el realizado en homenaje al Centenario de la Provincia Capuchina por Carlos Ciriza. En esta ocasión abordaremos la escultura dedicada al Padre Adoain realizada por el capuchino José María de Vera (Alfonso Ramón y Uribe), y que se encuentra en los jardines de la Curia Provincial de los Padres Capuchinos.
Aita Andoain eskultura, Kaputxinoen egoitzako lorategian
Argazkia: Patxi Abasolo
    José María de Vera nació en la localidad andaluza de Vera (Almería) en 1912. Perteneció a la Provincia Capuchina de Cataluña, y pasó la mayor parte de su vida en Barcelona, donde se formó artísticamente, dedicándose a la enseñanza, cultivando la pintura y, sobre todo, la escultura. La mayor parte de sus trabajos, siempre de un marcado carácter religioso, se encuentra en Cataluña y Anducía. Constituyen un total de ochenta esculturas en madera, piedra, alabastro y mármol. En Navarra disponemos, además, del busto del Padre Donostia en el Instituto de Lekarotz. La figura Aita Adoain mide 171 centímetros y está tallada en piedra. Fue instalada el 2 de octubre de 1947.
  Pedro Francisco Marcuello Zabalza, Padre Esteban Adoain, nació en la localidad navarra de Adoain (Urraul Alto) en 1808 y falleció en la localidad andaluza de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) en 1880. Teniendo el euskera por lengua materna, después de dedicarse a las tareas de labranza y pastoreo en su localidad natal, en 1828 ingresó en el convento de capuchinos extramuros de Pamplona. Cuando la legislación desamortizadora obligó a los capuchinos a abandonar el convento de Pamplona, el Padre Esteban se desplazó a Cintruénigo, Bera y Bertiz,  y atendió las parroquias de Irurozqui, Imirizaldu y Ziga.
  En 1839, junto al resto de capuchinos, tuvo que marchar a Italia, y desde allí, en 1842, a Venezuela, donde dictó diversas normas para proteger a la población indígena de los comerciantes blancos, quienes finalmente lograrían que el Gobierno instara a los capuchinos a abandonar las misiones.
  A su regreso a tierras vascas, la residencia de capuchinos de Uztaritze (Lapurdi) fue seguramente la que vio redactar la mayor parte de sus sermones en euskera. Años más tarde, volvió a Venezuela y recorrió Cuba, Guatemala y El Salvador, donde dio los primeros pasos para la reconstrucción de la orden, disuelta tras las leyes desamortizadoras españolas. En 1873 regresó a Baiona (Lapurdi), y en 1877 fue nombrado Vicecomisario General de los Capuchinos, coincidiendo con la reapertura del convento de Arrotxapea. Hoy tiene dedicada una calle en Alemanes, en el barrio vecino de la Txantrea.

lunes, 20 de junio de 2011

Hausnartzen/Reflexionando/Réfléchissant

ZIGORRA


Agbede deitzen diren afrikar tribuetan hilketak modu berezian zigortzen omen ziren. Zigorra hau omen zen: hiltzaileek bere ordura arteko izena eta izana guziz ahaztu eta hilaren identitatea asumitu behar omen zuen. Hilaren etxera bizitzera joan eta haren gauzak beretzat hartu, alargunarekin ezkonduz esate baterako, eta hilak zuen ohitura eta ospearekin bizi behar omen zuen harrezkero.

ZINTZOAK

Legez kanpoko guziak berez gaiztoak direla sinestarazi nahi digu Estatuak.
Bob Dylanen Absolutely Sweet Mary kantan, ostera, bada gatzdun esaldi bat:
"Zintzo izan behar
legez kanpo bizitzeko...".


Joseba Sarrionandia, Hitzen ondoeza, Txalaparta, 1997.

domingo, 19 de junio de 2011

"Navarra-Nafarroa 1512"

  Gaur Diario de Noticiasek argitaratu egin du Nabarraldek egindako gehigarri berezia: "Navarra-Nafarroa 1512", non bederatzi historialarik Nafarroako Konkistaren prozesua aztertzen duten: Joseba Asiron, Lusi María Garate, Iñaki Sagredo, Bixente Serrano, Pedro Esarte, Amaia Nausia, Mikel Sorauren, Patxi Abasolo eta Floren Aoiz. Hona hemen, 1512-2012 Nafarroa Bizirik-en izenean idatzi dudan artikulua.


1512-2012 Nafarroa Bizirik

  Tan sólo quedan 14 meses para el mes de julio del 2012, apenas un año para que se cumplan 500 años desde que el Ejército castellano-aragonés pusiera en marcha el asalto final en aquel largo proceso de conquista que tres siglos antes inició contra la Corona Navarra. Si entonces fueron Gasteiz y el resto de territorios navarros más occidentales, ahora le tocaría su turno a toda la Alta Navarra. Como resultado de veinte largos años de conquista, el Reino de Navarra quedaría reducido a sus territorios al norte de los Pirineos, cuya pervivencia se alargaría en el tiempo durante cien años más. Tenemos 14 meses para trabajar la referencialidad de aquella soberanía perdida, de todas las gentes que entonces se destacaron por su defensa y, al mismo tiempo, para manifestar a los cuatro vientos que Nafar Herria, Euskararen Herria, Euskal Herria… es un Pueblo que sigue vivo.
Con ese objetivo nació, hace ya tres años, la Iniciativa 1512-2012 Nafarroa Bizirik, un movimiento social que abarca a personalidades que se han destacado por la defensa de nuestro patrimonio cultural, y a organizaciones sociales y culturales de tan diferente índole como la Fundación Orreaga, Nabarralde o el sindicato LAB, y que cuenta en la actualidad con la adhesión de 3.500 personas y colectivos, además de 100 ayuntamientos de toda la geografía vasca. Nuestra iniciativa quiere ser, pues, un espacio donde confluyan los distintos campos de investigación, políticos, sociales y culturales, una verdadera plataforma para la reconstrucción de nuestra identidad como navarras y navarros de pleno derecho.
Si cuando hablamos de recuperación de memoria, lo más frecuente es conmemorar unos hechos donde se resalta lo positivo y se omite todo aquello negativo, en casos como el nuestro se da la peculiaridad que lo negativo llega a constituirse uno de los momentos fundacionales de la memoria. Es el caso de los acontecimientos de 1512 o la derrota de Amaiur en febrero de 1522, donde 500 años después una parte significativa de este Pueblo exige el resarcimiento por aquel sufrimiento del pasado y las consecuencias que han tenido en nuestro presente. Para eso nació 1512-2012 Nafarroa Bizirik, auténtico movimiento en busca de la memoria. Con la peculiaridad que, en nuestro caso, cuando hablamos de memoria histórica, vamos más allá de la recuperación de las experiencias vividas personalmente en un momento y espacio concreto, es decir, estamos retrocediendo en el tiempo mucho más que la historia reciente. Al fin y al cabo, nuestro viaje de recuperación de aquellos acontecimientos sucedidos hace 500 años va a descubrirnos que gentes de este pueblo vivieron experiencias semejantes a las que distintas generaciones anteriores a la nuestra e incluso nosotros mismos hemos experimentado.
Quienes somos conscientes del largo proceso de aculturación impuesto tras esas distintas fases de conquista, tenemos claro que hemos de contribuir en la labor de recomponer una conciencia crítica, de devolver alguna esperanza y de reanimar la capacidad de acción colectiva en estas tierras. Para ello, no es suficiente con la importante aportación que están realizando todos los agentes dedicados a la enseñanza e investigación de las ciencias sociales, sobre todo las historiadoras. En efecto, la confluencia con los movimientos sociales y populares es condición sine qua non para que todo ello pueda llegar a ser una realidad.
Con este objetivo hemos realizado un sin fin de conferencias, publicaciones y movilizaciones sociales en las calles de la vieja Iruñea, Amaiur, e innumerables barrios y pueblos a lo largo de toda la geografía vasca bajo el lema “500 años de conquista: La memoria que no pudieron destruir”. Y con el mismo objetivo acudimos el pasado 5 de Junio a Iruñea, desde todos los rincones del viejo Reino navarro. En esa ocasión presentamos, también, una recopilación de las aportaciones realizadas musicalmente en torno al tema que nos ocupa. Cada una de esas actuaciones supone, en definitiva, realizar un ejercicio práctico de recuperación de nuestra memoria.
Por todo ello, queremos invitaros  a todos los agentes sociales, culturales y políticos a tomar parte activa en esta dinámica cuyo arranque definitivo dimos el pasado 5 de junio: Dibujantes, txistularis, personas del mundo del teatro, txalapartaris, músicas, deportistas, payasos y mundo del mimo, txarangas, bertzolaris, escritoras… Tan sólo un clic en www.1512-2012.com, o info@1512-2012.com. Para que, el año que viene, 2012, quede claro que, 500 años después, un sector importante de este Pueblo sigue sin renunciar a ser dueño de su pasado, de su presente… y de su futuro.

 

viernes, 17 de junio de 2011

José Dueso: mitologia y brujería vascas.

  Gaur mitoak eta kondairak izango ditugu protagonistak, Gara egunkarian, ekainaren 5ean, José Duesori egindako elkarrizketa honetan. José Duesok berrehun liburu argitaratu ditu eta, egun, euskal mitologiaren dibulgatzaile nagusienetariko bat da.

- Creencias, miedos, supersticiones, códigos morales... ¿Qué nos dice de un pueblo su mitología?
Gara, 2011-ekaina-5
- La mitología es un conjunto de cosas. Por un lado es la memoria del pueblo y, por otro, la memoria de lo que han hecho creer al pueblo, lo que le han impuesto. Por decirlo de una manera simplista, la mitología es una religión muerta, fosilizada. Las religiones de hoy serán la mitología de mañana; el tiempo coloca las cosas en su sitio. Habrá nuevos inventos porque necesitamos creer en algo que nos trasciende; es inherente al ser humano. Las mismas preguntas existencialistas que nos hacemos nosotros se las hacían los primitivos.

- ¿La mitología es, por tanto, una mirada al pasado que nos ayuda a comprender la vida?
- Sí, y a complicarla más también. En el sentido clásico, etnológico, la mitología reúne las creencias. Cuando aquí todavía no existía el cristianismo, ya existían religiones que luego han convivido. También en aquella época había gente que quería canalizar en su beneficio las preguntas existencialistas, como hacen ahora las religiones, y que intentaban utilizar el miedo.

- ¿Cómo era la religión primitiva de los vascos?
- Matriarcalista. Todo da a entender que la principal divinidad era una mujer, Mari. Esto no se daba solo aquí; hay evidencias de que en todo Occidente -posiblemente en el mundo entero- en el origen fueron diosas. Y es lógico porque las mujeres son las que procrean, sobre todo en un tiempo en que la función del hombre en la procreación no estaba clara.
  En la mitología vasca primitiva solo hay una diosa, Mari, que ha creado la tierra, la luna, el sol, el firmamento, que controla todo, que vigila que la gente se porte bien, que premia... De hecho, a principios del siglo XX había gente que todavía se refería al sol en femenino. Hay oraciones, rituales y plegarias que saludan al sol en femenino.
  Luego vino la cultura judeocristiana, de tipo patriarcal, y empieza la idea del macho. Hay etapas en que los dioses son incluso hermafroditas, pero se acaba imponiendo el supermacho y el dios-padre, el dios-hijo...

- ¿El cristianismo acabó aquí con toda expresión de paganismo?
- El paganismo es un conjunto de creencias anteriores a que el cristianismo se impusiera como religión oficial en Roma, por decirlo de una manera sencilla. Tenemos algunas evidencias del mantenimiento de creencias anteriores aquí mismo, en el país. En el siglo XVI, en el corazón de Gipuzkoa, por ejemplo, convivían el cristianismo y el paganismo, pero es que se trata de una provincia montañosa, donde no existían las comunicaciones de hoy. Atravesar Gipuzkoa era una odisea.

- La mitología contiene las supersticiones y los temores del ser humano. ¿Cuáles han sido los miedos más frecuentes de los vascos?
- Como todo el mundo: el miedo a la muerte, el miedo a morir y no saber qué hay después. Lo más probable es que no haya nada, pero es tan indemostrable como decir que sí lo hay. De eso se han aprovechado precisamente las religiones. Es indemostrable, pero hay gente que vive toda su vida en función de esa hipótesis. Se porta bien aquí porque después allí le premiarán.

- ¿Existe alguna relación entre la orografía y la mitología?
- Por supuesto. Los grandes mitos surgen siempre en el bosque y la montaña, que dan miedo. En la mitología ibérica y gran parte de la gala, por ejemplo, la gran fuente es el Pirineo, pero en el concepto que tenían los griegos: desde el Mediterráneo hasta Los Ancares, en el extremo de la Cordillera Cantábrica. Nosotros estamos justo en la depresión, en el cruce físico, telúrico, de población...

- ¿Cuál es el personaje de la mitología vasca que más le atrae?
- Sorgin, pero no la bruja-mujer, sino la bruja-mito. Sorgin es, en realidad un hada, una lamiña. Me gusta Sorgin porque no es mala ni buena; es precisamente el símbolo de la ambigüedad. Las sorgiñas mitológicas viven en su mundo, son femeninas pero no son mujeres en el sentido humano; son atractivas pero también pueden ser horrorosas; si no se les molesta tampoco molestan; viven y dejan vivir.
  Luego, cuando se producen los procesos contra la brujería en los siglos XVI y XVII, ocurre que parte de esa mitología pasa a tomarse como humana. Hay casos -por ejemplo, el de María de Zozaia, del Proceso de Logroño contra las brujas de Zugarramurdi- que incorporan en las actas del proceso cosas del folclore.
  Una de las cosas de las que acusaban a María de Zozaia, que era de Rentería, es que se convertía en liebre y engañaba a unos curas del pueblo que eran muy aficionados a la caza; los tenía todo el día corriendo por el monte y se reía de ellos. ¡Pero si eso es la leyenda de Mateo Txistu! Es además el mito del cura o del cazador errante de la cultura europea, o del conde Arnau de Cataluña... Pues eso que era una leyenda antigua está recogido como prueba contra María de Zozaia.

- ¿Y cuál es la leyenda que más le ha impactado?
- Hay tantas... Una de las que más me gusta es vasca pero está basada -como muchas otras de Euskal Herria- en mitos clásicos. Es la del predicador de Izaro. Es una leyenda muy reelaborada.
  En la isla de Izaro, frente a Bermeo, había antiguamente un convento. Un fraile joven conoció en una de las visitas a Bermeo a una chica que le gustó mucho. Aprovechando que su marido estaba fuera, cruzaba a nado hasta Bermeo, hacían sus cosas y volvía a la isla. Para saber cuándo podía ir y dirigirle, ella le ponía una luz en la ventana. Una vez, alguien de la familia de ella -la hermana según algunos- viendo el tejemaneje, cambió la luz de sitio y condujo al joven fraile a los escollos de la costa, donde murió. Al día siguiente, cuando apareció el cadáver, dijeron que era obra del diablo.
  Es muy curioso porque esa es la leyenda de Hero y Leandro, una clásica de Grecia. Es lo mismo. Hero, sacerdotisa de una isla al servicio de los dioses, y Leandro, que cruzaba a nado en su busca hasta que lo descubren.
  Es una leyenda bonita que demuestra, sobre todo, cómo se puede manipular un mito: cambió la luz el diablo porque estaba haciendo el mal...

- ¿Existió realmente la brujería? ¿Qué hubo de realidad y qué de fantasía en la brujería vasca?
- Es la pregunta del millón. No hubo brujas, nadie voló en escobas, nadie estuvo en un akelarre haciendo cosas con el diablo, nadie se convirtió en gato negro... Sin embargo, sí hubo cantidad de gente que lo pasó muy mal acusada de brujería, de haber hecho eso y que, incluso, quemaron. Pero, sobre todo, hubo mucha más gente que tenía -y sigue teniendo- pánico a las brujas.

- Se ha relacionado la brujería con el curanderismo y la medicina natural. ¿Hay algo de cierto en ello?
- Por supuesto, pero eso es solo lo que se ve. En el fondo, ¿realmente había una conexión entre ellas? Eso era lo que intentaba hacer creer la Iglesia oficial. Por eso interviene la Inquisición; comienzan a decir que es una secta que reniega del cristianismo y adora al diablo. Pero la propia Inquisición se da cuenta de que eso no cuela. Por eso, precisamente, deja de perseguirlas y recomienda que se deje de hacerlo, porque son fantasías.
  Aquí, en Euskal Herria, se decía que adoraban al aker beltz, que no era el diablo, sino un elemento positivo. De hecho todavía se utilizan los chivos negros en los establos para alejar las enfermedades. No hay rebaño que no tenga un chivo negro porque eso trae buena suerte. Es la creencia de que aleja todo el mal de la cuadra. En cambio, el poder lo relacionaba con el diablo porque el macho cabrío es el demonio.

- ¿Existían realmente los akelarres?
- No. Para empezar, el nombre tiene dos posibilidades. Aquí se ha dado por bueno que akelarre era el prado del macho cabrío porque aker era el macho cabrío y larre el prado. Era la traducción de urgencia de la Inquisición, a la que además le convenía que se reunieran en el prado con el macho cabrío e hicieran sus cosas.
  Parece que el verdadero significado es el de alker y larre. La alkerda es la hierba dactilis hispanica, la más común en Europa y norte de África y la mejor para pastos. Precisamente Alkerdi es una variante toponímica de ese nombre y es el barrio de Urdax [Urdazubi] donde precisamente empezó la historia de las brujas.
  ¿Cuál es entonces el verdadero significado de akelarre? ¿Que se reunían en un prado de esa hierba o que estaba el macho cabrío? Yo más bien creo que se reunían en el prado de ese tipo de hierba. ¿Qué hacían allí? ¿Una orgía? No lo creo.

- A principios del siglo XVII, la Inquisición española pone bajo sospecha a unas 300 personas, especialmente de Nafarroa Garaia y Gipuzkoa, por supuesta pertenencia a una secta de Satán. Culmina con el Proceso de Logroño en el que once de aquellas personas son condenadas a la hoguera. ¿Qué ocurrió en realidad?
- Hubo una revuelta pero tampoco muy grande. Había malestar entre los vecinos de Zugarramurdi y de Urdax con el resto del Baztan, y luego entre ellos mismos, entre Urdax y Zugarramurdi, que no existían como pueblos. En el momento en que se produce el proceso, los de Urdax dependían del monasterio; eran siervos de la gleba, una especie de esclavos del monasterio. En Zugarramurdi, en teoría, eran pastores y campesinos libres, pero solo en teoría, porque también dependían económicamente del monasterio.
  Es ahí donde empieza la historia. Parece que una chica de Zugarramurdi que había estado trabajando de criada en Ziburu había participado -según contaba ella misma- en un akelarre con las brujas del otro lado y alguna vez habían ido a hacer akelarres a Urdax. La chica empezó a decir, además, a quién había visto en el akelarre. La gente, muy crédula, empezó a asustarse: aquello era un nido de brujas. Y empezaron a salir los trapos sucios entre la gente. Para poner paz en la historia se hizo una confesión pública en la Iglesia de Zugarramurdi y, a partir de ahí, se olvidó el asunto.
  Sin embargo, el abad de Urdax, que era espía del rey de Castilla, vio la oportunidad de acabar con la revuelta de los dos núcleos y, al mismo tiempo, denunciando el caso a la Inquisición, ser también espía de ésta, familiar del Santo Oficio, por lo cual también cobraría. El Monasterio de Urdax era tan poderoso que también tenía asiento y voto en las Cortes de Navarra. Tras denunciar lo de la brujería, vino la Inquisición, las detenciones y, más de un año después, el proceso. El abad se salió con la suya.

- ¿La persecución de la brujería era una estrategia política o un sistema de control social?
- Sí, pero se realizaba en toda Europa. De hecho, un año antes del proceso de Zugarramurdi hay otro proceso en Euskal Herria que es, quizás, más famoso todavía, el de Pierre de Lancre a las brujas de Iparralde. Era consecuencia de la guerra que mantenían el señor de Urtubia y el concejo de San Juan de Luz por controlar la zona y los puentes, que daban mucho dinero, pero montaron la farsa con una falsa acusación y aquello empezó a crecer.
  El último proceso de este estilo que se dio en América, el de las brujas de Salem, en Massachusetts, tenía su raíz en lo mismo: el control del puerto. La bola fue creciendo, las niñas declararon y declararon y, al final, no se iba a salvar nadie. Si seguían declarando, hasta el Papa estaría en el akelarre. Para entonces ya había habido catorce o quince ahorcamientos y tuvieron que parar; habían empezado a alcanzar ya a los propios burgueses.

- Sin embargo, el mito de las brujas ha perdurado en el tiempo e, incluso, se ha rodeado de cierta aureola de romanticismo...
- Sí, pero desde el punto de vista de la leyenda, porque la gente no conoce la parte histórica. Incluso se mira con simpatía, porque, en el fondo, volvemos otra vez al origen de la cuestión: las brujas son semidiosas y representan todo lo que querríamos hacer, que ni ellas mismas pudieron hacer: dominarlo todo, el tiempo, el espacio, a los demás, vencer todos los sufrimientos... En definitiva, vencer la materia. El gran problema de la humanidad, aunque necesariamente debe vivir en ella, es la materia. Si algún día existen humanos inmateriales, a lo mejor podrán ser felices; mientras haya materia es imposible, porque habrá dolor y muerte.
 
- ¿El mundo global se está comiendo la sabiduría y las fantasías de siglos?
- Sí, pero se están creando otras. Nosotros no nos damos cuenta de que somos la Prehistoria o la Edad Media de otra era. La espiritualidad está desapareciendo, el materialismo triunfa. Eso es lo nefasto. Somos materia, pero ¿de qué sirve un mundo perfecto para ser solo materia? Lo interesante está en lo que no entendemos, en lo que no vemos... Por ejemplo, en las brujas. En el fondo, nos gustan las brujas porque no existen. Todo depende de las leyes del caos, nosotros también, y esa parte del caos es, quizás, lo bueno.

martes, 14 de junio de 2011

Arrotxapeako Egunkaria/Diario de la Rotxa (4)

Se terminaron las fiestas del barrio. Unas fiestas con las que cada vez disfruta más gente, por lo que, al mismo tiempo, deberían ser también más quienes se impliquen en la organización de las mismas. No sé, pero tengo la impresión que han sido los menos quienes se han dado una tremenda paliza para que la mayoría lo pasemos lo mejor posible. Eso sí, estaremos de acuerdo que eso no vale, ¿verdad? Zorionak Jai Batzordeko lagun guztioi!.
2011ko Jaien Kartela eta Egitaraua.
Todo un año de trabajo quedó reflejado ya el 28 de mayo, sábado, día que la Jai Batzordea nos invitó públicamente al barrio en general a tomar parte del reparto del Programa Festivo casa por casa. Como las masas no se apuntaron, más de una y de uno tuvo que soportar una buena dosis de agujetas durante unos cuantos días. ¡Imaginaros todas las escaleras que hay que subir y bajar para ir al vecindario puerta por puerta! Zuek bai kirolari finak, txapeldunak!
Sí, yo también recibí una invitación para el reparto, ¡invitación con txartela en mano y todo! Tengo que reconocer que no colaboré, aunque tenía justificada la falta, eh? Pues sí, me llamaron algunos amigos con los que hice COU (ahora 2º Batxillerato) hace 25 años (¡¡uffaaa, 25!!). De los poco más de 100 alumnas/os nos juntamos unos 80. Creo que me voy a guardar las impresiones de esa comida. Muchos/as no nos habíamos visto durante estos 25 años, izugarri!! Eso sí, algunas/os ya no están entre nosotras/os: tres han muerto, alguno anda también bastante fastidiado físicamente, y tenemos también alguno entre rejas, allá lejos, en alguna de esas oscuras celdas made in Spain. En fin!, la verdad es que lo pasamos en grande. ¿Cuándo será la próxima? A ver cuándo pueden nuestros gaztes estudiar en su barrio, esperemos que no tengan que esperar otros 25 años para ver construido el instituto.
El Programa recogía el día del ikastetxe Patxi Larrainzar, que se celebró el sábado, 4 de junio, asi como el día reivindicativo-festivo en defensa de las huertas de Aranzadi, también ese mismo día. ¡Menuda semana teníamos por delante! La iniciativa 1512-2012 Nafarroa Bizirik también ha estado presente en estas fiestas. Desde el Programa de fiestas se llamó al vecindario a participar en el festival “1512an Konkistaturik, 2012an Bizirik” organizado el 5 de Junio en el Casco Viejo. Ese mismo día, dos parejas de txalapartaris subieron desde el barrio para dar inicio a la Kalejira que, tras el Pregón leído por un servidor, recorrió las calles de lo Viejo, dando inicio con ello a un sinfín de actos y espectáculos. El mismo grupo Jo’ta kun ambientó el enfrentamiento entre navarros y castellanos durante el acto central de la jornada. Quienes nos dimos cita en la Plaza de San Francisco dejamos claro que llevamos ya más de 500 años indignadas/os, pero con el firme propósito de seguir siendo parte de esa Nafarroa irredenta e insumisa. Así, pues, aquí no podemos permitirnos recoger campamento alguno, ados?. El lunes, 6 de junio, tuvimos la oportunidad de hablar de todo ello con un tal Patxi Abasolo, que ofreció la conferencia “500 años de conquista: La memoria que no pudieron destruir”, en la sociedad Errotaberri. “¿Sería en euskera o en castellano?...” “¿En Errotaberri o en Carbonilla?...” Pese a que los carteles y el programa de fiestas no se ponían de acuerdo, finalmente, 30 personas acertaron con la cita, y el debate posterior fue realmente interesante. Algunas se llevaron el libro bajo el brazo, y otras muchas las camisetas verdes con el escudo de la Rotxa, las cuáles no han dejado de verse durante todas las fiestas.
Cartel anónimo en pared
Argazkia: P. Abasolo, 2011-06-10.
Y, por fin, llegó el día del txupinazo, el viernes, 10 de junio, en el recinto festivo. Entre el inicio dedicado a Batean y a Xabier Beortegi, Fuji, y el punto final de boca de La Chula Potra, muchas horas de fiesta y buen pasar, tres días de muy buen ambiente. De fiesta y de reivindicación. Mayordomos y brindis solidario, pasacalles y cena de gaztes, bertso afaria y txistorrada a favor de la plaza Jimeno Jurío, Calderetes (el de la Ezkaba contó con Fertxo Etxarte, que demostró su buen hacer culinario), cine infantil, Gigantes y mucha música, encuentros contra el T.A.V. y toricos de fuego...
Sí, ya sé, los hinchables del sábado por la mañana no se pusieron. Parece ser que, previamente, no salieron voluntarios/as para cuidar de ellos. Por eso empezaba esta crónica con ese “eso no vale”. Así que, desconcertados aitatxos y amatxos de la Plaza Urzainqui, a ver si el año que viene garantizamos esos hinchables a nuestro txikis. Sí, también sé que el sábado por la noche se enfrentaron dos cuadrillas con el resultado de 40 jóvenes enredados y seis de ellos detenidos. Nada, que no es tan grave. Sólo espero que también a ellos les haya llegado el mensaje y el regalo que nos ha dejado La chula Potra: “Es la LIBERTAD, y la mamé en la Rotxa, trozo de tierra, cemento y río donde fue niña la Potra. […] Y ten muy presente, el secreto de ser libre lo encontrarás en el corazón de mi gente”.

* Nota escrita un mes más tarde: Esta crónica sería posteriormente publicada en la Ezkaba de Julio.

lunes, 13 de junio de 2011

Hausnartzen/Reflexionando/Réfléchissant

ZEBRA


  Zebrari galdetu nion:
  - Zer zara zu, beltza zerrenda zuriekin? Ala zuria zerrenda beltzekin?
  Eta zebrak erantzun egin zion:
  - Zu ona zara, ohitura txarrekin? Ala txarra, ohitura onekin?
  Zaratatsua zara, lasai aldiekin? Ala lasaia, ohitura onekin?
  Zoriontsua zara, egun tristeekin? Ala tristea, egun zoriontsuekin?
  Txukuna zara, zenbait zerrikeriarekin? Ala zerria, txukuntasun batzuekin?
  Eta abar, eta abar, eta abar, eta abar, eta abar, eta abar jarraitu zuen.
  Eta  zebrari ez nion berriro bere zerrendei buruzko ezer egundo galdetu.

                                                                       (Shel Silverstein)

    Ia sei hilabete dira jada Joseba Sarrionaindiaren "Hitzen ondoeza" irakurtzen hasi ginela. Bai, ikasturtearekin batera, liburua ere amaitzear dugu. Iruzkin gutxi jaso badugu ere, gustura irakurriko zenutela espero dut.

sábado, 11 de junio de 2011

為什麼我們的派對... Gora Arrotxapeako jaiak!

   Atzo, 20:00etan, Batean taldeak eta Fujiren amak bota zuten auzoko jaiei hasiera eman zien txupinazoa. Jendez gainezka zegoen jai-eremua. Hona hemen Ezkaba aldizkariak Jaietako programan idatzitako testua. Hori bai, Egitarauan agertu behar zen bezala, txineraz hasiz eta amaituz. Inprimatzeko arazoak izango ziren.
 
Ezkaba aldizkaria

我們的雜誌, a nosa revista, revista noastră, nuestra revista... gure aldizkaria. Sí, la revista Ezkaba ha sido, durante todo otro año, la voz de la Rotxa. Sus páginas han sido reflejo de multitud de pequeñas historias, esas historias que hacen que el barrio y sus gentes tengan personalidad propia, ni mejor ni peor que otros barrios y otras gentes, pero eso sí, muy nuestro, de quienes lo somos desde siempre, y de quienes acabamos de llegar, independientemente de los kilómetros que hayamos tenido que dejar por medio.
Istorio eta historia asko izan ditugu koloretsu: hainbat auzokideren bizipen aberatsak, euskaltegi berria eta bestelako egitasmo interesgarriak, festa guneak, musika, gure historiara egindako bidaiak, kirola eta aisialdiak… Beste batzuk ez hainbeste, ordea: porlanaren nagusitasuna, bi auzokideren atxiloketak, auzo mugimenduak pairatutako jazarpenak, euskararen gutxiespena, krisia…
Horrelakoa da Ezkaba, Arrotxapea bezalakoa, orrialde grisez eta koloretsuz osatutako aldizkaria. Ezkaba, baldin bada, auzoari esker da, airea bera arnasten duelako. Irauteko ezinezko baldintza. Eta horrelakoak dira gure jaiak, gure neurrikoak, Arrotxapea bezalakoak, auzoak eta auzolanean antolatuak. Hori bai, ez soilik guretzat, gure ondoan ongi pasatzera etorri nahi duen ororentzat ere bai.
Beraz, Ezkaba nahi badugu, Arrotxapea eta bere festak maite baditugu, lan egin dezagun horien guztien alde. Guk, gure aldetik, badugu auzoko orrialdeak margotzen jarraitzeko asmoa.
為什麼我們的派對, porque son as nosas festas, pentru că sunt sărbătorile noastre, porque son nuestras fiestas… Gora Arrotxapea! Gora Arrotxapeako jaiak!


jueves, 9 de junio de 2011

Movimiento obrero en 1976: una mirada desde la Rotxa.


Duela 35 urte, orain bezala, langileek haien burua antolatzeko beharra ikusi zuten, bizi eta lan baldintza duinak bermatu ahal izateko. Azkenean, esperientzia haiek guztiek Arrotxapeako milaka emakumezkoen zein gizonezkoen izaera moldatu zuten, auzoa bera ere bai. Ezkaba aldizkarian argitaratutako honetan, bidaia Pedro Orozen eskutik egingo dugu.


MOVIMIENTO OBRERO EN 1976:
Una mirada desde la Rotxa.


Arrotxapeako Batzarrarako Kartela.

7 de marzo de 2011. El Colectivo de Personas en Paro de Iruñea y la Comarca se da cita a las 18:00 horas junto al reloj de Matesa, aquí, en Arrotxapea. La octavilla que llama a la cita grita bien fuerte: “Estamos en paro, somos 45.150 en Navarra, ¡ya está bien!”. No ha sido fruto de una pataleta. Según otro panfleto repartido en nuestras calles, este colectivo tiene claro que no son “una estadística”, son “personas con nombres y apellidos”, y no están dispuestas a “quedarse de brazos cruzados mientras los empresarios se forran y los políticos se aferran a sus poltronas”. Más allá del lógico cabreo por una crisis que siguen pagando las mismas personas de siempre, el Colectivo de Personas en Paro de Iruñerria denuncia, reivindica y convoca. Con ese objetivo se juntaron, por primera vez, el 1 de marzo, en el Kiosco de la Plaza del Castillo.
3 de agosto de 1976. La primera Asamblea de Paradas/os tiene lugar en los locales del salón de actos del Seminario de Pamplona. Ese acto tampoco fue, hace ya 35 años, una mera pataleta o fruto del azar. Detrás se encontraba todo un incipiente movimiento obrero. Jóvenes como Pedro Oroz Villanueva, que para entonces llevaba ya dos años viviendo en la Rotxa, y trabajando desde los 19. Una vez terminado FP-2 en Salesianos, el jefe de Personal de la fábrica Matesa (hoy edificio IWER) se llevó a 35 jóvenes, entre ellos Pedro, donde se iniciarían en el mundo laboral.
El joven Oroz experimentó desde esos primeros momentos el sentimiento de pertenencia a una clase, la trabajadora, que tenía mucho que ganar y muchas cadenas que perder. Trabajador con conciencia. Militante. Una militancia que se caracterizaba por ser una opción de vida. Su recorrido en el sindicalismo, entonces de la mano de la ORT (Organización Revolucionaria de Trabajadores), se inició con aquella primera experiencia laboral en Matesa, donde se plantearon poner en marcha las primeras comisiones obreras, allá por 1969, aunque finalmente una traumática reducción de plantilla (más de 200 obreros fueros despedidos) lo hizo imposible.
De Matesa, a Eatón, fábrica que conocería toda su evolución militante posterior. Entonces tenía 21 años, y se encontraba “en la reserva”, esperando. Ese momento llegó en 1971, el “primer zarpazo” contra aquellos trabajadores organizados. Y con él, persecuciones a tiros, detenidos, torturados, huídos… Fueron los Jesús Ruiz, El Potxolo, José Arriaga, Jesús Mendibil, Javier Irigoien, Sánchez… Todos ellos experimentaron en propias carnes una dictadura que, tras cuatro décadas, seguía resistiéndose a poner fin a cuarenta largos años de sufrimiento y opresión.
Junto a Pedro, Lucio González, Ascen y otros militantes de la ORT levantaron las nuevas comisiones obreras de la fábrica. Aquellas vidas estaban marcadas por la actividad militante, día y noche, con reuniones, acciones de propaganda y agitación, más reuniones y más acciones. Y, con ellas, unas responsabilidades cada vez mayores: militante, responsable de la célula obrera y, en 1976, miembro del Comité Provincial de la ORT. Para entonces, Pedro Oroz y Esther se habían casado ya en la parroquia El Salvador de la Rotxa, barrio donde se instalarían definitivamente en enero de 1974. Un año después, en febrero de 1975, fueron despedido 35 trabajadores, dando inicio así a un recorrido de 5 años por distintos talleres, reincidiendo una vez y otra vez en la defensa de sus condiciones laborales, lo que le llevaría a ser, otra vez más, despedido, en esa ocasión por defender a los compañeros más jóvenes del taller, a quienes querían reducir los días de vacaciones.
Durante esos años la conflictividad obrera conoció un aumento sin precedentes no solamente en relación con reivindicaciones económicas-laborales, sino también con las políticas: amnistía, elecciones democráticas, disolución de Fuerzas de Orden Público… Las huelgas destacaron por su duración, radicalización y coordinación. En 1973 se publicó el primero de los 13 números de  Navarra Obrera, redactado conjuntamente por MCE y ORT, siendo esta última organización quien de facto manejaba el aparato clandestino. A diferencia de las CCOO de fuera de territorio vasco, la influencia del PCE era mínima. En Navarra, la margen derecha de la ría de Bilbo, Duranguesado, Basauri y parte de Gipuzkoa y Araba, la dirección de las comisiones obreras estaba en manos de ORT, MCE y ETA-VI, que se estructuraron en torno a las siglas CECO. Las otras comisiones, las del PCE, se agruparían en CONE.
No obstante, el 1 de julio de 1976 hicieron pública su unificación: Comisiones Obreras de Euskadi (COE), en la cuál prevaleció a nivel teórico la política del PCE, quedando fuera amplios aspectos de la política de la ORT y MCE.[1] Al margen de ello, nos encontramos con el resurgir de la UGT, la gran ausente durante todas las décadas anteriores, una ELA inmersa en un proceso de redefinición con su III Congreso, y con un nuevo sindicato abertzale, LAB, fundado en 1974, que en enero de 1976 celebró su primera reunión en Iruñea.
1976 fue un año de grandes acontecimientos, en un contexto de grandes esperanzas y no menos incertidumbres para la clase trabajadora vasca. Años de una transición que, finalmente, dejaría sin cerrar, una vez más, esta gran herida que aún sangra irremediablemente. La de todo un Pueblo y, dentro de éste, la de ese otro Pueblo, el de los de abajo, el Pueblo Trabajador. Ese año fue la huelga de la construcción, la reivindicación del Convenio General de Navarra, la Huelga General y jornada de luto contra la represión sufrida por el movimiento obrero de Gasteiz el 3 de marzo, el Primero de Mayo, el ataque fascista en Montejurra y los Sanfermines de la amnistía. Es cierto que el año no terminó allí, pero en esta ocasión vamos a quedarnos en aquella Iruñea sanferminera.
Langabetuen Txosna, 1976ko Sanferminak.
Aunque marcado por la reivindicación de la amnistía y las movilizaciones antirrepresivas, hoy vamos a recordar la “Barraca de los Parados”, auténtico centro de los Sanfermines “politizados”. Ya en octubre de 1975 se había creado la Comisión de Parados, que contaría meses después con 300 personas afiliadas. El Delegado de Sindicatos obstaculizaba su labor constantemente, negándoles en todo momento el derecho de asamblea.[2] En 1976, no obstante, consiguieron permiso para montar una barraca durante Sanfermines, junto a la Taconera, con la intención de recaudar fondos para las trabajadoras/es en paro.
La noche del día 9 llegaron noticias de los acontecimientos de Santurtzi, donde en el curso de una manifestación, una ama de casa, Normi Menchaca, murió por los disparos de la Guardia Civil. 2.000 personas se manifestaron en la Plaza del Castillo, se quemaron banderas españolas y se apedreó el Ayuntamiento. Por la mañana, desde la Barraca de los Parados, después de un “desayuno democrático”, se convocó a una manifestación al mediodía en la Plaza del Castillo.
La Barraca fue una manifestación continua, un escaparate de la oposición organizada y desorganizada que gritaba hasta perder la voz, mirando de vez en cuando a su alrededor para identificar a posibles policías y escuchando atenta posibles sirenas. Durante aquellos Sanfermines, unas de las letras más cantadas fue aquel “Nos ha gustao, nos ha gustao, nos ha gustao la barraca los paraos”. Entre ellas destacaron las coplas contra el Opus y contra los fascistas: “Somos de Euzkadi, de Euzkadi seremos y los del Opus por el culo daremos”. Unas veces eran “los del Opus”, otras “los fascistas”, pero siempre “dándoles” en el mismo sentido. Los gritos, cantos y consignas reivindicativas se centraban en Euzkadi (entonces mucho más que la Autonomía de las tres provincias vascas más occidentales) y el “Eusko Gudari” con el puño en alto, una imagen constantemente repetida durante todos los días sanfermineros. Además de consignas como “Coca-Cola asesina, carajillo al poder”, otras de índole más obrero fueron habituales en los alrededores de la barraca de las personas paradas: “Readmisión despedidos”, “Contra el paro, lucha obrera”… Durante las fiestas, los enfrentamientos van a ser también con quienes, autodenominándose “no políticos”, arrancaban pancartas y se oponían a las consignas reivindicativas al grito de “San Fermin, San Fermin”. [3]
La recaudación global de la barraca alcanzó la cifra de 2.293.618 pesetas, y las ganancias se elevaron a 1.221.300 pesetas, sin contar, por tanto, lo entregado a la familia de la santurtziarra Begoña Menchaca, y los impuestos al Ayuntamiento y Hacienda. Lo recaudado, por lo menos eso fue lo acordado, se canalizó a través de las Asociaciones de vecinas y vecinos de Arrotxapea, Txantrea, Donibane y Burlata.
Como recuerda Pedro Oroz, las fiestas, para los militantes, no suponían sino “trabajo, curro y más curro, era otra forma de entender la militancia. Además de las cuotas mensuales, todas las pagas extras eran para el Partido, los propios militantes avalábamos la estructura con nuestros bienes personales”. Han sido muchas experiencias, tan duras como enriquecedoras, llenas de anécdotas, como aquel viaje a Alemania invitado por el KPD acompañado de una “secreta” o todas las escapadas “milagrosas” de manos de la policía española. Sin duda, Pedro es uno de aquellos militantes orgullosos de haber hecho en cada momento lo que debía. Eso sí, en aquellas CCOO, “las gloriosas, que nada tienen que ver con las de hoy”.
Pero también están aquellos otros, aquellos que decidieron dejar de ser lo que eran: los Urralburu, los Iturbe… Este último fue uno de los máximos responsables de la ORT en la época que aquí hemos analizado. Como recuerda otro viejo militante, “Iturbe era un gran militante, un gran tío… se vendió miserablemente… no sé si le dio miedo ponerse de nuevo el buzo”.
Ese mismo verano, el 3 de agosto, tuvo lugar la primera Asamblea de Parados en los locales del salón de actos del Seminario de Pamplona, donde se dieron cita unas dos mil personas. Tomaron la palabra Javier Urroz, Marcos Nuin, Ibarrola y Jesús San Martin. Tras compartir diferentes experiencias de lucha y subrayar la necesidad de un centro para personas paradas en el que se pudiera asistir  tanto sanitaria como jurídicamente, en donde pudiesen realizarse charlas y, sobre todo, “estar juntos, ayudarnos, conseguir que nos empleen”, los gritos de “¡Viva la lucha obrera!, ¡Viva el Socialismo!” cerraron aquella primera Asamblea.[4] Sí…, hace ya 35 años… aunque no hace tanto tiempo.

Testua: Patxi Abasolo Lopez.
Argazkiak: Ana Oroz eta Punto y Hora.

[Ezkaba aldizkaria, 186. zka., 2011ko ekaina]



[1] José Vicente Iriarte Areso, Movimiento Obrero en Navarra (1967-1977), Iruñea, Gobierno de Navarra, 1995, p. 261.
[2] Ibídem., p. 287-288.
[3] Punto y Hora de Euskal Herria, 8. zka., 1976-julio-16/31, p. 4-5.
[4] Punto y Hora de Euskal Herria, nº. 10, p. 34.