sábado, 2 de julio de 2011

Sobre Navarras irredentas y Laureadas

Monumento de Ulibarrena.
Argazkia: P. Abasolo, 2011-06-26.
   Como ya recogí en la última crónica del "Diario de la Rotxa", un grupo de vecinas/os nos sumamos a la martxa que Nabarralde suele realizar anualmente en recuerdo de aquellos 5.000 navarros muertos en la que sería una batalla decisiva en los intentos de la Corona Navarra por liberar su territorio, invadido por las tropas castellano-aragonesas años atrás, en julio de 1512. Tras la derrota de los Comuneros castellanos en Villalar, en junio de 1521 se enfrentarían los 10.000 efectivos navarro-franceses con el ejército imperial español, compuesto por 30.000 soldados. En efecto, los leales navarros no tuvieron posibilidad de éxito alguna.
  Este pasado domingo, 26 de junio, una pequeña representación de la Navarra irredenta de hoy, ofreció un sencillo pero sentido homenaje a todos ellos, para posteriormente recorrer a pie la distancia que separan las campas de Getze de la vieja capital navarra. He aquí un breve vídeo que recoge los distintos actos de la jornada.



  La Navarra sumisa, aquella que no se reconoce a sí misma, la de los herederos ideológicos de los Condes de Lerín y de Miranda, también se hizo ver. La marcha de Getze, a su paso por el Casco Viejo, ralentizó su paso ante la casa de los Baleztena, edificio que hace esquina entre el Paseo Sarasate y la Plaza del Castillo. Todas mirábamos hacia arriba sin poder creer lo que veíamos. Bueno, creer sí, pues ya nos conocemos. Pues sí, la familia de viejos requetés, con motivo del Corpus Christi, había desplegado en un balcón la bandera rojigualda, y en otro la laureada (más conocida popularmente como la "berza"), haciendo honor a la sublevación contra la legalidad republicana de 1936 y a los cuarenta largos y trágicos años de Dictadura franquista. Ostentación de símbolos antidemocráticos, apología del terror con fines políticos. Y aquí no pasa nada, ¿por qué será?
La Navarra rancia haciendo apología del terror.
Argazkia: Patxi Abasolo, 2011-06-26.
  El 9 de Noviembre de 1937, como reconocimiento al papel desarrollado a favor de los sublevados militares, el Dictador Francisco Franco concedió a Navarra la Cruz Laureada de San Fernando, "el más alto galardón de la milicia española" en palabras de los propios franquistas.

  He aquí algunas declaraciones de Silvia Baleztena en Diario de Noticias el pasado 7 de mayo. En las últimas elecciones se presentó por el partido de extrema derecha Derecha Navarra y Española.

- S. B.: [...] No hay en el mundo una nación que no quiera su bandera, sin embargo en España, ¿por qué esa manía a ser españoles?

- ¿Esto le ha llevado a entrar en política?
- Yo me he metido en política siempre. En las primeras elecciones trabajé para Alianza Popular, de Fraga, pero hasta ahora no me había presentado en unas listas. Yo soy mucho más de derechas que AP o el PP.

- ¿Y el partido de Nieves Ciprés es el más de derechas que ha podido encontrar? ¿Si hubiera alguno más a la derecha se afiliaría?
- Más a la derecha creo que no puede haber. Le falta una cosa, además de Derecha Navarra y Española deberían haberle puesto Católica porque este momento no puede ser más anticatólico [...].

- ¿Es usted amante de la tradición. ¿Sigue teniendo oratorio y teatro en casa?
- Si, el oratorio de La Dolorosa. Teatro teníamos en la de Leitza y solíamos hacer funciones porque mi padre era muy aficionado y escribía obras.

- ¿Y sigue poniéndose velo en Semana Santa?
- Sí, claro. Este año era la única que lo llevaba para visitar monumentos. No sé si mi sobrino pasó vergüenza.

- ¿Qué tradiciones recuperaría?
- La de la mantilla era muy bonita, como bonitos eran los Sanfermines. Ahora no me gustan nada, hace años eran señoriales, ahora viene toda la zarrapastrosería y cómo dejan la plaza del Castillo. ¡No hay derecho! Las cuadrillas son unos majaderos y las peñas, antipáticas. El año pasado, una intentó introducir la pancarta por el ventanal de casa, la cogí pero no tuve fuerza para meterla dentro y dejarles sin ella. Les grité: ¡cobardes! y la Policía Foral no hizo nada [...].


No hay comentarios: