lunes, 18 de julio de 2011

Francisco Francoren altxamendua, 75 urte.

  Altxamendu militarra 1936ko uztailaren 17an hasi bazen ere, Diktadurak berak uztailaren 18a izendatu zuen altxamenduaren egun ofiziala. Diktadura frankistaren 40 urte luze, ilun eta latz horiek zer suposatu zuten jakin ahal izateko, bere hastapenetik aztertu behar ditugu. Izan ere, une horretan agertzen zaigu mozorrorik eta interferentziarik gabe, eta horrela jakingo dugu frankismoaren ondorioak aurrerapauso ala atzerapausoak izan ziren 1936 bitartean emandako aldaketen aurrean.  Hona hemen matxinoen buru militarrek esandakoa:

"Hay que sembrar el terror...
hay que dejar sensación de dominio
eliminando sin escrúpulos ni vacilación
a todos los que no piensen como nosotros"
General Mola, 19-Julio-1936

- "Salvaré a España del marxismo al precio que sea.
- ¿Y si eso significa fusilar a media España?
- Cueste lo que cueste"
Francisco Franco diktadorea.

- "¡Viva la muerte!"
General José Millán-Astray

- "¡Id preparando las sepulturas!"
General Gonzalo Queipo de Llano




Sanjurjo en los infiernos

Amarrado, humeante, acordelado
a su traidor avión, a sus traiciones,
se quema el traidor traicionado.

Como fósforo queman sus riñones
y su siniestra boca de soldado
traidor se derrite en maldiciones.

Por las eternas llamas piloteado,
conducido y quemado por aviones,
de traición en traición quemado.


Mola en los infiernos
Es arrastrado el turbio Mola
de precipicio en precipicio eterno
y como va el naufragio de ola en ola,
desbaratado por azufre y cuerno,
cocido en cal y hiel y disimulo,
de antemano esperado en el infierno,
va el infernal mulato, el Mola mulo
definitivamente turbio y tierno,
con llamas en la cola y en el culo.

El general Franco en los infiernos
Maldito, que sólo lo humano
te persiga, que dentro del absoluto fuego de las cosas,
no te consumas, que no te pierdas
en la escala del tiempo, y que no te taladre el vidrio
ardiendo ni a feroz espuma...

Son nuestros, fueron nuestra
carne, nuestra salud, nuestra
paz de herrerías, nuestro océano
de aire y pulmones. A través de ellos
las secas tierras florecían. Ahora, más allá de la
tierra,
hechos substancia
destruída, materia asesinada, harina muerta,
te esperan en tu infierno.

Como el agudo espanto o el dolor se consumen,
ni espanto ni dolor te aguardan. Solo y maldito seas,
solo y despierto seas entre todos los muertos,
y que la sangre caiga en ti como la lluvia,
y que un agonizante río de ojos cortados
te resbale y recorra mirándote sin término.


No hay comentarios: