martes, 8 de noviembre de 2011

Arrotxapeako Egunkaria / Diario de la Rotxa (15)

Arrotxapeako azken nekazaria.
Argazkia: Patxi Abasolo, 2011-urria-23.
   La última vez iniciamos este Diario con el intento de violación a una joven de la Rotxa en la calle Artika, y la convocatoria para protestar públicamente contra esa nueva agresión sexual. No llegaron a 20 las personas que el 20 de octubre se dieron cita tras la pancarta "Eraso sexistarik EZ!". Muchas veces parece que, para indignarnos, necesitamos de espectáculos mediáticos movidos únicamente por el morbo y los índices de audiencia.
   En efecto, en estos tiempos de medios de comunicación de masas, la peor censura es aquella que impone silencio. Los acontecimientos que no sean cronicados, sencillamente, no habrán existido. Y de esto saben mucho los movimientos sociales y populares, cuya actividad queda relegada al mayor de los ostracismos por los agentes que quieren que todo siga igual. Especialmente en períodos electorales. Los agentes político-institucionales pasan a ser el tema de los mass media, mientras que el trabajo y las reivindicaciones de los movimientos populares son sistemáticamente ninguneados por esos mismos creadores de opinión. No es casualidad que conceptos como "normalidad política" vayan totalmente disociados de otros como "normalidad social", cuando, por lo menos en mí humilde opinión, "normalidad" sólo hay una, con todos sus elementos, sean estos políticos, sociales o económicos.
   Es también el caso de nuestro barrio. Muchas veces no lo leeremos en los periódicos, ni lo oiremos en las radios, ni lo veremos en las televisiones, pero ahí están, día a día, invirtiendo sonrisas y lágrimas para que la Rotxa siga siendo un barrio de verdad. Ahí está la Federación Batean y las trabas del Ayuntamiento a todos los colectivos que llevan años trabajando con los más gaztes, desarrollando vínculos entre éstos y los colectivos y  el barrio, formas de socialización que no deben ser vistas con buenos ojos por nuestras autoridades.
   El 23 de octubre tuvo lugar una nueva edición de la Marcha a Ezkaba por la defensa de ese espacio natural, y el 25 de octubre fue la APYMA de Patxi Larrainzar quien, una vez más, tuvo que ofrecer una rueda de prensa para denunciar el abandono del centro por parte de las autoridades educativas, quienes incluso no han cumplido el compromiso adquirido para realizar durante el verano pasado determinadas mejoras. Y, de nuevo, la necesidad de un instituto, acentuada por la saturación que sufre el Instituto de Biurdana, al que acuden la mayoría de las jóvenes de barrio.
   Fue precisamente la comunidad escolar la que se manifestó el 22 de octubre en las calles de Iruñea contra los recortes en la Enseñanza, con una convocatoria de huelga para el día 27, que fue seguida masivamente por el único centro que garantiza una enseñanza plurilingüe con el euskera como lengüa vehicular preferencial.
Txirrindula Martxaren helmuga.
Iturria: EHE
   Las concentraciones del 27 de octubre y el 3 de noviembre realizadas por las trabajadoras de la clínica Padre Menni a favor de un nuevo convenio, la carta pública firmada por 122 residentes y familiares del centro gerontológico Amma Oblatas denunciando la falta de calidad asistencial y una mala atención hacia los mayores, el apuñalamiento que el 26 de octubre sufrió un joven de origen ecuatoriano por otro menor de procedencia brasileña, ambos de 17 años, la presentación pública realizada el 3 de noviembre en Carbonilla por parte de la Asamblea de Personas Paradas de Iruñerria, o la necesidad que aún tenemos de iniciativas como la Marcha de Bicicletas organizada por EHE que este sábado, 5 de noviembre, pasó por la Rotxa en defensa de los derechos lingüísticos de las gentes de aquí, nos demuestran que, sin normalidad social, sin paz social, esas otras normalidades no terminarán nunca de serlo.
  

* Páginas anteriores:

No hay comentarios: