viernes, 14 de octubre de 2011

Crónica del verano en la Rotxa

   El número de octubre de Ezkaba recoge una cronica de los meses en que la revista estaba de vacaciones. En ella he realizado una síntesis de nuestro Arrotxapeako Egunkaria/Diario de la Rotxa, Diario que empezamos a escribir en este Rincón de Historia de la Rotxa el pasado 3 de mayo. Por tanto, si queréis leer esas crónicas completas, no teneis más que hacer un clic en la etiqueta Egunkaria/Diario/Journal.

Crónica del verano en la Rotxa.

Udako oporraldia joan zaigu eta, irailarekin batera, Ezkaba aldizkariko erredakzio taldearen lehenengo bilera gauzatu zen, Arrotxapeako aldizkaria gure etxeetara eta dendetara itzul dadin. Nabaria izan da bi hilabete hauetan Ezkabak utzitako hutsunea. Lerro hauetan saiatuko naiz argitaratu gabeko gertaeren kronika laburra osatzen.

El sábado, 3 de Julio, se presentaron públicamente las 16 pancartas de las Peñas. En total han sido 7 las pancartas estupendamente realizadas por el artista rotxapeano Txema Esteban. Cada pancarta esconde, sin duda, muchas horas de trabajo. Muchas horas y otras tantas historias, como la de la Jarana, dedicada a la violencia contra las mujeres, la de Rotxapea con los empresarios y UAGN destrozando las huertas de Aranzadi o la de Alegría y la actitud chulesca de Barcina frente a iniciativas populares como las mismas Peñas, Olentzero o la Chula Potra. El cartel realizado por Txema ha sido, además, el más votado para representar a los "Herri Sanferminak" de este año.
Merezi al zuen poney honek
hain zigor gogorra?
Argazkia: Patxi Abasolo
Son muchos los elementos sanfermineros que están íntimamente ligados a nuestro barrio rotxapeano: Corralillos, el vallado que recorre todo Santo Domingo, la Peña Rotxapea, el Ferial de Atracciones... Lo cierto es que todo ello ha hecho que, durante las fiestas, la rivera del Arga se haya convertido en uno de los centros de más actividad de la ciudad.
¿Qué dice el vallado de Santo Domingo? Sobre todo sexo y carantoñas, chicas con la autoestima muy elevada, mucho macho, algunos Goras, y constancia de las gentes de otros Pueblos que, rotulador o bolígrafo en mano, se han acercado a la gran fiesta iruindarra. Más de alguna dirá, ¡pero qué ocurrencias las de este contador de historias! Pues sí, pero, de una cosa estoy convencido, que cada una de esas pequeñas frases y proclamas esconde detrás una pequeña gran historia. Seguro que podéis imaginárosla, como la de Juanito El Soti, “virgen hasta ayer”, Alba, Rebeca y Mabi, “las mejores de la Rochapea”, o la proclama de Miguel y Sopi por una “Castilla libre, independiente y comunera”.
La Comparsa de Gigantes de la Rotxa salió a animar el día de las más txikis de la Peña Rotxapea, y con ellas el resto del barrio, aunque, todo sea dicho, fueron los menos quienes se animaron a disfrutar del ambiente sanferminero con Txantxarrana, Arriasko y compañía.
Sanferminetan Bob esponja ere
Arga ibai ertzean
Argazkia: Patxi Abasolo.
También este año han estado presentes los trágicos acontecimientos del 9 de julio de 1978, cuando la Policía española cargó contra la multitud con el resultado trágico de decenas de heridos de bala y el jóven Germán Rodríguez asesinado en la actual avenida Orreaga. Pese a los 33 años transcurridos, las Peñas ofrecieron, una vez más, un sencillo pero entrañable homenaje. Este año la novedad ha venido de la mano, mejor dicho, de la voz, rapera, de Julieta Itoiz, La Chula Potra, rotxapeana residente actualmente en el Casco Viejo.
Atrás quedaron ya esos días de fiesta, y con ellos, los encierros, las barracas de feria y aquel triste pony, Zapatero, que parecía tener que purgar tanta reforma laboral y tanta medida injusta para los de abajo, a base de dar vueltas y más vueltas para disfrute de las más pequeñas.
Entre piscinas, paseos al atardecer, trabajos y escapadas veraniegas, los días iban transcurriendo en un barrio medio vacío, o medio lleno, según se prefiera. Lo cierto es que no han dejado de pasar cosas, algunas buenas (esas que nunca salen en los medios de comunicación), otras más bien de cine, como la persecución que protagonizaron durante casi media hora, en la madrugada del viernes al sábado 30 de julio, un estellés y 12 coches policiales de todos los colores por las calles del barrio; y otras trágicas, como el accidente que las familiares y compañera del joven preso político rotxapeano Zigor Ruiz sufrieron ese mismo sábado cuando acudían a la prisión de Herrera de la Mancha, que se encuentra, ciertamente, demasiado lejos de casa.
   Y esas otras pequeñas y entrañables estampas familiares con la música de fondo "No hay nada más lindo que la familia unida...", de Gabi, Fofo y Miliki, como la bronca de aquel 14 de agosto entre un crío de 10 años y su padre, ambos lanzándose perlas del tipo “¡te ganas una ostia!”, “¡yo te denuncio!”, “y yo te meto en un reformatorio!”; o aquella otra cría con apenas 12 años saliendo del baño de un bar totalmente colocada por esnifar aerosoles.
El 23 de agosto, pudimos saber que el Ayuntamiento ha adjudicado el proyecto, suministro y montaje de dos nuevas instalaciones de energía solar fotovoltaica en dos colegios públicos, uno de ellos el C.P. Rochapea, por un importe de 82.588,62 euros.¡Que no, que no voy a quejarme por apostar por las energías renovables, faltaría más!. Es sólo que leo esas cifras tan largas, pienso en las dificultadas por las que pasa curso tras curso el único colegio del barrio que garantiza el aprendizaje del euskera, que uno ya no sabe si lo que siente es pena, rabia, o todo ello a la vez. Y eso que Barcina, nuestra nueva Presidenta, en su primer artículo de opinión, escrito para la revista Miradas de ANFAS (agosto, 2011), afirma que "No hay personas discapacitadas sino sociedades discapacitadas, incapaces de ofrecer la inclusión de todas las personas". ¿Será que va a poner fin, de una vez, a la exclusión y dificultades que han de sufrir miles y miles de escolares que han optado por una enseñanza euskaldun y plurilingüe? No sé, no sé...
En efecto, las formas de colocarse son múltiples. Una de ellas puede ser fruto del insomnio, de la falta de sueño, como bien saben las vecinas y vecinos que viven (o sobreviven) cerca y no tan cerca de las iglesias. El 24 de agosto, la prensa recogía el recorrido que ha tenido que realizar una vecina de nuestro barrio contra el excesivo volumen de las campanas de la iglesia Ave María. Ante el pasotismo del párroco y los tres intentos para que el Ayuntamiento solucionase el problema, finalmente, ha sido el Defensor del Pueblo quien ha solicitado al Ayuntamiento una medición del nivel de ruido producido por las llamadas al culto y las señales horarias. Eso sí, sin tocar las llamadas a misa, cuestión ésta que tampoco ha sido recogida por ese Defensor de[cierta parte]l Pueblo. La verdad es que Ave María lleva ya mucho tiempo que da que hablar en el barrio. Primero fue la marcha forzada de aquellos sacerdotes comprometidos con el vecindario toda una vida (como más tarde sucedería en Virgen del Río); luego, la antena móvil escondida bajo la cúpula de su torre en medio del patio escolar Patxi Larrainzar, que el cura tuvo que retirar contra su voluntad por la movilización de la Apyma; y, ahora, el excesivo ruido de unas campanadas que ya no cumplen, ni mucho menos, la función de siglos pasados, símbolo hoy de una institución que se resiste a perder la presencia que históricamente ha tenido en sociedades como la nuestra.
Llegó la hora de decir adiós a la época vacacional. Lo cierto es que, de nuevo en el barrio, las calles, los parques y los propios hogares vuelven a ser lugares de jaleo y bullicio. Las escuelas, comercios y talleres abiertos, de nuevo la vieja Plaza Arriasko repleta de automóviles, los deportistas de verano dejarán de serlo, los colectivos del barrio han reanudado sus dinámicas, muchos seguirán llamando a muchas puertas en busca de cariño a cambio de dinero, el instituto que sigue sin serlo, una vez más las calles levantadas para hacer no-sé-qué-obra-de-siempre, más reformas laborales contra los de siempre… y, de nuevo, fútbol por las venas para que, estos dos meses de travesía del desierto, puedan ser más llevaderos. Serán sólo dos meses. En noviembre (cada vez antes), los comercios, bancos, cristianos y no cristianos, políticos y medios de comunicación nos recordarán que, de nuevo, el comprar, el gastar y buscar la felicidad fácil (sí, la de mentira), puede ayudarnos a llenar otras tantas semanas de vacío, insatisfacciones y hastío. Un saludo, pues, vecinas y vecinos, y uno muy especial para quienes, una vez más, seguirán haciendo de la Rotxa un barrio del que sentirnos orgullosas ¡Va por vosotras!


No hay comentarios: