martes, 29 de noviembre de 2011

Arrotxapeako Egunkaria/Diario de la Rotxa (16 )


Oihanak egindako marrazkia,
5 urte, 2011ko azaroan.
  Este mes de noviembre ha tenido rostro de mujer o, por lo menos, así lo hemos percibido desde este pequeño Rincón de Historia. Aquí, en Arrotxapea, y fuera de ella, las semanas previas venían ya marcadas por la celebración, el pasado viernes 25, del Día Internacional contra la Violencia Machista (hacer clic aquí). A mediados de mes se hacían públicos los datos del Servicio de Atención a la Mujer, destinado “a la atención de mujeres cuya situación de especial marginación requiere medidas de protección y apoyo social, jurídico y/ o psicológico”: 552 casos atendidos este año; 260 casos nuevos, de los cuáles 95 han tenido que ver con violencia machista, y casi todos se dieron en el ámbito privado de la pareja o ex pareja. Pues sí, más valdría que dejáramos de asustar a las crías y jóvenes con hombres del saco y violadores anónimos, pues, por desgracia, el monstruo lo tenemos en casa. Realmente aterrador. Entre esos casos nuevos, 27 han sido mujeres rotxapeanas, la mayoría de entre 30 y 39 años. Y, como es sabido, son tan sólo una minoría aquellas valientes que se atreven a denunciarlo, así que podemos hacernos una idea de cuánto sufrimiento silenciado se esconde en otros tantos hogares de nuestro barrio.
Desgraciadamente, las páginas de este Diario han sido testigas de varios de esos casos de violencia, con el agravante de la escasa reacción de autoridades y vecindario. Actitud que ayuda a explicar ese proceso de invisibilización que históricamente han sufrido y siguen sufriendo las mujeres de hoy día. Aunque hayan estado en la primera línea de acontecimientos igualmente históricos, ya fuesen las revoluciones francesa y rusa, movilizaciones obreras en nuestra provincia a mediados del siglo pasado, o aportaciones fundamentales en el mundo de las ciencias y la cultura.
Eusko Ikaskuntza, en colaboración con Kukuxumusu, aprovechando la celebración del Día Internacional del Euskera el próximo 3 de diciembre, ha puesto en marcha una iniciativa en homenaje a todas las mujeres que han marcado la Historia de Euskal Herria (ikusi http://www.eusko-ikaskuntza.org/). Entre ellas se encuentran las navarras Juana III Labrit, reina de Navarra en el siglo XVI, quien mandó traducir la Biblia al euskera a Joanes Lizarraga; Inesa de Gaxen, natural de Baja Navarra y quemada en la hoguera en el siglo XVII bajo la acusación de brujería; la reina Margarita de Navarra, que escribió El Heptamerón, y Ana Velasco, defensora de la fortaleza de Marcilla contra los castellanos que pretendían derribarla en 1516.
En la Rotxa de hoy también tenemos mujeres revolucionarias, escritoras, implicadas activamente en Euskalgintza, sindicalistas, concejalas y parlamentarias, amas de casa… y jóvenes que se han destacado, sin grandes titulares, en la construcción del barrio, con las más pequeñas, a favor de nuestra cultura y de nuestro idioma en un espacio, La Carbonilla, que es todo un símbolo de las reivindicaciones vecinales y que, precisamente por ello, habrá que seguir peleándolo día a día, no sólo contra recortes y prohibiciones del Ayuntamiento, sino, sobre todo, contra la apatía y el desinterés de las gentes de aquí, de todas nosotras. Las chicas (y chicos) de Batean, celebraron el viernes 18 de este mes una Fiesta por los derechos de la infancia, contra los recortes impuestos por el Ayuntamiento para el año que viene. Fue en Carbonilla, por supuesto. Esperamos que no sea la última.

* Páginas anteriores:


No hay comentarios: