jueves, 26 de enero de 2012

Arrotxapeako Egunkaria/Diario de la Rotxa (19)

Esta nueva crónica viene marcada, una vez  más, por la crisis económica que, lejos de despejarse, no cesa de caer más y más profundamente. También las gentes de Arrotxapea están siendo golpeadas: recortes, recortes y más recortes. Sí, por desgracia, esos recortes también se están dando en las movilizaciones, lo cuál no augura nada bueno. He aquí la cara y la cruz de ese colectivo mayoritario en nuestro barrio, el de las trabajadoras y trabajadores.
Rotonda junto a Plaza Arriasko
Argazkia: Patxi Abasolo, 2012-01-12
Cara: Las ganas de pelear de las trabajadoras y trabajadores de Eulen y Ciclo Tecnigral, las dos empresas encargadas de la limpieza y mantenimiento de la jardinería en nuestro barrio y en el resto de la ciudad. El anuncio de la reducción del 20% de horas contratadas, que supondría el despido de 32 personas, fue el detonante de la huelga indefinida declarada el 3 de enero. Desde entonces, las movilizaciones han sido constantes, como las realizadas el día 11, que llenaron jardines y glorietas rotxapeanas de cruces anunciando la defunción de los mismos. Nuestro barrio se ha visto inundado de pancartas, proclamas ("Más flores y menos capullos!"...), pegatinas y llamadas a la movilización, como la papeleta informativa que encontré ayer, día 28,  en el cristal del coche, informando al vecindario de la concentración que hoy, 28 de enero, tendrá lugar hoy frente a la diputación.
Cruz: Sin duda, las gentes más desfavorecidas, aquellas que necesitan de prestaciones sociales para poder salir adelante, son las que más están sufriendo esta crisis. En el barrio son ya 2.763 las personas paradas, la cifra más elevada en una ciudad que cuenta con 15.307 personas en paro. Teniendo en cuenta que tan solo acudieron tres personas a la última cita de Carbonilla, lo cierto es que los recortes más graves son aquellos que los propios afectados imponen a un cabreo mucho más que justificado. Murrizketarik ez!


* Entrada anterior:

No hay comentarios: