viernes, 6 de enero de 2012

Arrotxapeako Egunkaria / El Diario de la Rotxa (18)

Madrilgo Grafitia-1
Argazkia: Patxi Abasolo, 2012-urtarrila.

   Bukatu egin da! C'est fini! ¡Se acabó!

   Pues si, como ya anunciamos en nuestro Diario de la Rotxa, se ha termindo ese largo adviento comercial y unas no menos largas celebraciones invernales marcadas por la ley de la oferta y la demanda. Hemos dado la bienvenida al Invierno y al Año nuevo antes de precipitarnos, una vez más, en otra también larga y vertiginosa Cuesta de invierno.

  Porque la realidad sigue aquí, tozuda, con toda su crudeza. El 27 de diciembre fue UPN quien reconoció públicamente la complicada situación de algunas zonas de la ciudad. Presentó un estudio para "revitalizar" estas áreas, concretamente Soto Lezkairu, el Grupo Urdánoz de Etxabakoitz y las viviendas de Grupo Oscoz, Santa Engracia y las Casas de San Pedro, estas tres últimas áreas en Arrotxapea. Juan José Etxeberria, concejal de Urbanismo, habló incluso de posibles "guetos". Como si fuese algo nuevo. Eso sí, una vez más, otro estudio, otro informe, más dinero en diagnósticos para ciegos que no quieren ver, ni mucho menos, actuar. Los resultados verán la luz durante el veraniego mes de junio.
Madrilgo Grafitia-2
Argazkia: Patxi Abasolo, 2012-urtarrila
    Ese mismo día anunciaron recortes en las piscinas de Aranzadi y Sanduzelai. Una vez más, recortes a las gentes de abajo, haciendo del ocio un lujo para unos pocos. Y, como no podemos esperar nada bueno, habrá que ir tomando las riendas, incluso de nuestro ocio. Si el 3 y 4 de enero fue el Museo Medioambiental de San Pedro quien organizó un Mercadillo de Trueque, este domingo, 8 de enero, tendrá lugar la Fiesta de los Gigantes del barrio y, a partir de la próxima semana, la Gazte Asanblada proyectará una pelicula semanalmente en La Carbonilla, con precios populares de verdad: 0 €.
   Mañana, 7 de enero, muchas vecinas y vecinos acudirán a la cita de Bilbo, un acto de solidaridad hacia las gentes de aquí, presas a cientos y miles de kilómetros. Será el último gran acto de unas fechas inmersas en mensajes navideños de bienaventuranzas. Sí, hemos comenzado esta breve crónica con el ongi etorri al Solsticio del Invierno. Pero la mayoría no lo ha vivido así. Han sido las Navidades, sus Navidades, inmersas en un ambiente católico donde las personas modélicas, a seguir, debían ser aquellas que dan de comer al pobre, acogen en casa al perseguido y van a visitar al preso. Entre otras cosas. Lo dicen sus libros sagrados. Son sus bienaventuranzas. La verdad, no es de estrañar el estado en que encontré hace unos días a esas criaturas sin sexo llamadas ángeles, encargadas de dar buenas nuevas y anunciar mundos de bondad y felicididad. Tienen doce meses para reponerse, y no lo tienen nada fácil. Comienza la cuenta atrás.


* Entrada anterior:

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Cómo no van a estar afligidos? Solo pensar que nos intentar convencer de que las soluciones para salir de los actuales problemas son ls mismas que han originado este caos............ eso agota a cualquiera, "incliudos los ángeles".

Anónimo dijo...

Bueno, había ángeles y ángelas... sin coña

Patxi Abasolo Lopez dijo...

Bien cierto lo que ha dicho Anónimo, aunque me da que este caos no es tal, que está bastante (des)organizado. Anónimo-2, ¿es esa la conclusión del Tratado de San Agustín? Mira que no estamos metiendo en aguas demasiado profundas. Un abrazo don Julián, a ver cuándo volvemos a vernos!