domingo, 24 de junio de 2012

1512-2012: ¿Un debate frustrante?

   Hoy, domingo, Diario de Noticias ha publicado  una nueva entrega de "Navarra 1512-1530: Diario de la Conquista" (XXIV). En esta ocasión Joseba Asiron ha escrito sobre la "Represión del motín de Sangüesa", y Patxi Abasolo "¿Un debate frustrante?", artículo que reproducimos a continuación.

¿Un debate frustrante?

 Recientemente han publicado las actas del Congreso organizado el año pasado por historiadores que abrazan las tesis defendidas tradicionalmente por la historiografía española. Según su coordinador, el catedrático de Historia Moderna en la Universidad de Alcalá (España), Alfredo Floristán, la obra resulta “útil para superar debates anticuados, estériles y esterilizantes que resultan frustrantes”. Porque, por supuesto, como afirma, la historia “no puede escribirla cualquiera, ya que no todo es opinable”.
Ante la necesidad de asumir el concepto Conquista, se encuentran con la misma necesidad de matizarla. Historiadores como Luis Javier Fortún son tan “profesionales” y “científicos”, que ahora hablan de “una Conquista bajo condiciones” o “Conquista e incorporación”, como si lo uno no llevara inexorablemente a lo otro. ¿Por qué no dejaría constancia de ello el cronista oficial castellano Luis Correa? ¿Sería un farol aquella amenaza lanzada por el Duque de Alba instando a la ciudad de Pamplona a entregarse “sin condición alguna” para evitar “matanzas, sin respetar edad ni sexo, incendio de las haciendas, tanto eclesiásticas como privadas, y saqueo de toda clase de bienes”? ¿A cuento de qué aquellas amenazas a los beaumonteses leales a Castilla en las Cortes de 1513 convocadas por el virrey castellano, dejando claro que, en caso de deslealtad, serían “punidos y castigados en sus personas y bienes, como culpables y reos del crimen de lesa Magestad”? ¿Sería una broma la carta que los españoles aún conservan, escrita por el propio Cardenal Cisneros, donde proponía la expulsión de todos aquellos navarros irredentos y sustituirlos por colonos castellanos?
Tenemos constancia de sublevaciones y campañas militares para expulsar al ejército invasor: en el otoño del mismo año 1512, en 1516, 1521, 1522… El Cardenal Cisneros se quejaba porque “no había persona en aquel Reyno de quien nos pudiésemos fiar”. Y el embajador de Venecia Gaspar Constantini le escribía al emperador Carlos V informándole que “universalmente, todos los de este reino tienen odio a los españoles”. ¿Por qué les resulta “frustrante” el debate historiográfico a los Floristán y Fortún? Se definen como “esos historiadores profesionales que sirven con libertad intentado encontrar cosas verdaderas y sólidas aunque algunos nos tachen de prevaricadores y vendidos al poder”. Sin embargo, quienes defendemos otras interpretaciones de la historia sólo recibimos un “NO” por respuesta. En sus Congresos, en sus medios de comunicación y en las partidas presupuestarias de los organismos públicos. Recientemente la Mesa del Parlamento ha rechazado la posibilidad de adquirir un grabado original realizado para la ocasión por el artista Nestor Basterretxea, y ha hecho imposible en su interior la exposición “1512-2012 Nafarroa Bizirik”, obras realizadas por 35 artistas de estas tierras. ¿Por qué?
Frente a esos historiadores “profesionales” y “científicos” que medran en el regazo de los de arriba, otras historiadoras e historiadores entendemos la historia como una reflexión teórica que nos ayuda a pensar en los problemas actuales. Un ejercicio práctico donde van de la mano pasado, presente y futuro. Tenemos claro que la aportación fundamental ha de venir de todos los agentes dedicados a la enseñanza e investigación de las ciencias sociales, sobre todo de la historia. Pero consideramos igualmente importante la confluencia con los movimientos sociales y populares. He aquí la razón de ser de la Iniciativa 1512-2012 Nafarroa Bizirik, cuyas actividades, según Floristán, “científicamente aportan poco”, a pesar de ser “muy vibrantes y apasionantes”.
Quiero finalizar, sin renunciar al rigor que ha de guiar toda investigación científica, con las muy vibrantes y apasionantes declaraciones que retumbaron el pasado día 16 de junio en el corazón de decenas de miles de navarras y navarros: “Nos hemos reunido aquí para dejar claro que, 500 años después, un sector importante de este Pueblo sigue sin renunciar a ser dueño de su pasado, de su presente y de su futuro. Porque amamos Navarra, decimos que ¡Ya basta!, ¡500 años han sido suficientes! Porque queremos ser mujeres y hombres libres en un país libre… Gora Nafarroa Bizirik!”    
 

No hay comentarios: