sábado, 28 de julio de 2012

Ziztadak (VIII): Flores navarras en Simancas


Flores navarras en Simancas

Kalte-ordain ekitaldia Simancas-en, 2012-uztaila-28
Argazkia: Patxi Abasolo Lopez.
El mariscal Pedro de Navarra fue una figura clave en los años inmediatamente anteriores a la invasión castellano-aragonesa, y también en la guerra de liberación que aquélla desencadenó. Como máximo responsable del ejército navarro, dirigió el segundo intento de recuperación de la independencia, en marzo de 1516. No conseguiría avanzar más allá de Erronkari (Roncal), rindiéndose en Izaba ante las tropas del coronel Villalva.
Una y otra vez rechazó las propuestas de perdón y nuevas fidelidades realizadas por el monarca español Carlos I, lo cuál le acarrearía la muerte en prisión el 24 de noviembre de 1522, a cientos de kilómetros de su tierra, en el castillo de Simancas (Valladolid, Castilla), actualmente Archivo Histórico Nacional Español. Hoy, casi 500 años después, podemos leer su respuesta por escrito a tales propuestas:
“Una vez más suplico, con toda humildad posible a su Majestad, se sirva demostrar conmigo la magnificencia que ha de esperarse de semejante Majestad, devolviéndome la libertad entera y el permiso de servir a quien estoy obligado. La fidelidad, la limpieza que su Alteza quiere y estima de sus servidores, yo podré guardarla a los míos, y por ello me tornaré cautivo y esclavo de su servicio”.
También hoy, casi cinco siglos después, un ramo de flores nos recuerda que, Simancas, por mucho Archivo y lugar de investigación que sea, no ha perdido del todo su condición de prisión. Aunque ésta, en verdad, se extienda desde Finisterre hasta el cabo de Gata.




* Aurreko Ziztada / Ziztada Anterior:



No hay comentarios: