miércoles, 31 de octubre de 2012

1512-2012 Nafarroa Bizirik en Parlamento de la Alta Navarra

2012ko Ekainaren 16ko Ibilaldi Nazionala.
Argazkia: Javier Bergasa, Diario de Noticias.
   Ayer por la tarde cinco representantes de 1512-2012 Nafarroa Bizirik tomamos parte en la sesión de trabajo de la Comisión de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales del Parlamento de la Alta Navarra, invitados por las fuerzas políticas Bildu y NaBai. Estuvimos presentes Patxi Ventura, Marialuisa Mangado, Sergio Iribarren, Joseba Asiron y Patxi Abasolo. A la misma acudieron representantes de todas las organizaciones políticas, a excepción del PP: UPN, PSN, Bildu, NaBai e Izquierda-Ezkerra.
   Pese a la rigidez que impone la propia estructura de la sesión (el reparto de turnos y réplicas da poco pie a desarrollar un debate dinámico), esa hora y cuarto fue de los más interesante. En primer lugar, porque la Iniciativa ha tenido la oportunidad de trasladar su mensaje a esas instituciones, e interpelarlas, unas instituciones que se han destacado, precisamente, por marginar, ningunear e, incluso, perseguir, a un movimiento social y popular de las dimensiones de 1512-2012 Nafarroa Bizirik. En segundo lugar, porque el debate posterior ha servido para retratar a cada agente político presente en el mismo: El apoyo y la identificación de Bildu y NaBai con el trabajo desarrollado durante estos cuatro años; el "respeto por la tarea realizada" manifestado por el representante del PSN, Román Felones, pese a constatar que "no la compartimos"; la interpelación de Txema Mauleón, de Izquierda-Ezkerra, afirmando que la visión de su coalición "no es la de Nafarroa Bizirik", pues la Iniciativa cae en el mismo error que "la versión del poder", al utilizar la historia para "justificar una postura política"; y, ¡cómo no!, la clarificadora fotografía ofrecida por el portavoz de UPN, Sergio Sayas, un auténtico retrato de desmemoria, aculturación y miedo a lo propio, como le hicimos saber en el turno de réplica. A UPN, nuestra "falta de rigor histórico y objetividad no le genera ningún respeto", pues la Iniciativa no es sino "un instrumento creado por Batasuna para tergiversar la historia y dividir a los navarros". ¡Es terrible que los resortes del poder estén en manos de personas con tan escasa capacidad de raciocinio!. Una vez terminado el debate, cuando me acerqué al joven político foral y español, intentó quitar hierro al asunto con un "Lo siento, no es nada personal". Como le contesté mientras nos estrechábamos la mano, "en las guerras tampoco hay nada personal, pero las consecuencias han sido siglos de dolor, opresión y sufrimiento".
   A continuación tenéis el vídeo de la grabación. Podéis verlo íntegro, o también eligiendo las intervenciones que más os interesen. Para esto último tenéis que hacer un clic en la flecha que aparece a la derecha en el recuadro "Puntos del orden del día". Se abrirá una ventana con todas las intervenciones. En la parte inferior de la pantalla tenéis el servicio de traducción simultánea.

   
   Este es el texto que preparé para la ocasión:

1512-2012 Nafarroa Bizirik y
el Vº Centenario de la Conquista de Nabarra

Egun on. Lehenik eta behin, nik ere eskerrak eman nahi dizkizuet agerraldi hau prestatu duzunei zein hemen zareten guztioi. La iniciativa 1512-2012 Nafarroa Bizirik ha sido, desde sus primeros momentos, historia, reflexión, memoria, debate y espíritu crítico. Han sido cuatro años generando un sin fin de dinámicas sociales y productos divulgativos, auténticos puentes entre la ciudadanía y las profesionales de las ciencias sociales: amojonamiento de castillos, libros, revistas, colecciones musicales, conferencias, festivales…
Somos muy conscientes de la importancia que tiene la historia para comprender el mundo y nuestra realidad más próxima. Buena prueba de ello es el esfuerzo que los gobiernos realizan para transmitir sus propias “visiones de la historia” a través de aparatosas conmemoraciones en que se malgastan unos recursos que se regatean a la investigación histórica que no apoya esos actos. Con ese objetivo, en el año 2008, el Gobierno de la Comunidad Foral Navarra puso en marcha la Comisión 1512-2012. En su presentación pública, el entonces señor Presidente Miguel Sanz resaltaba la importancia de aquellos acontecimientos pues entonces, decía, "se conforma el presente de la Navarra foral y española. Es cuando empieza a extenderse lo que hoy es nuestro régimen foral, integrada en la España constitucional”.
Cuando nos remontamos 500 años atrás en nuestra historia, no hacemos sino situarnos ante unos acontecimientos históricos de gran trascendencia para las mujeres y los hombres de este país. Aquel julio de 1512 se dispararon unos acontecimientos que cambiarían y condicionarían nuestra historia. La historia nos enseña que fuimos independientes, y que dejamos de serlo, no por la voluntad de nuestros antepasados, sino fruto de una conquista militar. La guerra, la colonización y la aculturación han frustrado el libre desarrollo de nuestra identidad. Y precisamente porque nuestro interés principal no está en el pasado, sino en el presente y el futuro, afrontamos la recuperación de la memoria histórica como un paso hacia nuestra libertad y en defensa de nuestros derechos, reivindicando la soberanía que nos fue arrebatada. Hoy, en pleno siglo XXI, seguimos sufriendo las consecuencias de aquellos hechos, lo cuál hace que los mismos recobren toda su actualidad.
La prueba más evidente de todo ello es el debate político que ha suscitado o ha acompañado en todo momento al debate historiográfico. Porque, en efecto, la discusión acerca de lo que realmente ocurrió, traspasa los límites de la historiografía para convertirse en un debate primordial sobre la naturaleza de las relaciones entre nuestro país y los estados español y francés. Por mucho que hayan trascurrido 500 años. Y ese debate ha sido posible, en gran medida, gracias a la iniciativa popular 1.512-2.012 Nafarroa Bizirik. Sin la aportación realizada por los agentes sociales, el debate historiográfico habría sido imposible frente al intento de estas instituciones por monopolizar una única visión de Nabarra, de su historia, de su realidad pasada y presente. Evidentemente, para que el debate se de, es imprescindible la pluralidad de visiones y de interpretaciones. Y, una vez más, el enorme esfuerzo humano e intelectual realizado por los sectores sociales ha corregido la actitud de unas instituciones que no han sabido estar a la altura que exigía la Conmemoración de la Conquista de Nabarra.
El 21 de octubre de 2010, el señor Presidente Miguel Sanz, en este Parlamento, afirmó que “invasión, conquista... el término es una cuestión de interpretación. Al final se produjo lo que se produjo, y ahora Navarra es parte de España por convicción". ¿Por qué tanto miedo a llamar por su nombre a “lo que se produjo”? ¿No será que pone en cuestión precisamente esa supuesta “convicción”?
Las instituciones de la Alta Nabarra han tenido la oportunidad de no repetir el mismo error cometido hace exactamente 100 años. En aquella ocasión, el Concurso organizado por la Diputación con motivo del VIIº centenario de las Navas de Tolosa quedó sin ganador, pese al trabajo presentado para la ocasión por el arabista Ambrosio Huici bajo el lema “In laude veritas” (siendo, además, el único que se presentó). Como justificó el propio tribunal, habiendo “hecho abstracción” de la importancia de la participación navarra en dicha batalla, “¿cómo galardonar por su valor absoluto en historia este estudio, cuyas medidas discrepan de ese y otros puntos de las requeridas en la presente conmemoración de tal culminante acontecimiento?”. El trabajo de Ambrosio Huici terminaría por ser reconocido y publicarse en 1916, eso sí, fuera de Nabarra, para vergüenza de las gentes de aquí.
La Nabarra oficial tiene miedo a reconocerse en el espejo de su historia. Aquí, en la Alta Nabarra, a partir de 1512/1530, Nabarra dejó de mirarse y de mirar a su alrededor con sus propios ojos, para mirar a través de los ojos de su conquistador, olvidándose poco a poco de aquellos otros trozos nabarros arrebatados con anterioridad, y de la Nabarra que, durante 100 años más, hasta 1620, siguió siendo independiente al norte de los Pirineos.
Gracias a todas las personas, colectivos, organizaciones e instituciones locales que hemos confluido en 1512-2012 Nafarroa Bizirik, Nabarra ha recordado la pérdida de su soberanía con la dignidad que la ocasión exigía. Nabarra se ha ahorrado el tragicómico espectáculo de celebrar su propia conquista. Pese a Argumentarios, censuras, campañas mediáticas intoxicadoras, trabas administativas y prohibiciones políticas. El festival organizado el 5 de junio del 2.011 en el Casco Viejo de Pamplona sufrió todo tipo de obstáculos administrativos de última hora por parte del Ayuntamiento. Campañas intoxicadoras en la prensa escrita sin previo contraste con los interesados. Representantes políticos realizando declaraciones semejantes apoyándose en fuentes inexistentes. De nuevo viajes de 500 kilómetros para solicitar ayuda a Madrid contra las gentes de aquí. Este Parlamento se ha negado a exponer las obras de más de 50 artistas navarros y navarras, incluidas personalidades de reconocido prestigio internacional. Negándose, incluso, a adquirir un original del grabado “Tras el largo invierno, renace el árbol”, realizado expresamente para la ocasión por Nestor Basterretxea. Tampoco han sido aprobadas las ayudas solicitadas vía presupuestos. Más obstáculos administrativos para desarrollar con normalidad los actos organizados durante la Marcha Nacional Nabarra, el 16 de junio, que reunió a decenas de miles de navarras y navarros. Y un largo etcétera. No cumpliendo así las propias directrices marcadas por este Parlamento a favor de potenciar las distintas formas de entender aquellos acontecimientos históricos.
Con esta comparecencia queremos solicitar lo siguiente a las fuerzas políticas aquí representadas:
- La determinación de recuperar aquellos acontecimientos sucedidos hace 500 años, y la memoria de quienes, en adelante, hicieron frente al proceso de asimilación política para evitar convertir la Alta Nabarra en un mero trozo español, los cuáles siguen pendientes de algún tipo de resarcimiento.
- La toma de conciencia de estar ante un proceso que aún no se ha cerrado.
- La voluntad de romper con una inercia de años y siglos de dudas, miedos y cálculos interesados.
- En definitiva, defender Nabarra en todos sus ámbitos, reivindicando la soberanía que, hace ya demasiado tiempo, le fue arrebata contra la voluntad de sus gentes. Porque Nabarra se lo merece.
Mila esker.


Patxi Abasolo Lopez


No hay comentarios: