viernes, 30 de noviembre de 2012

Diario de Arrotxapeako Egunkaria (31)

   Al abrir nuestro Diario he visto que han pasado ya cuatro semanas desde que escribí en él la última vez, el 28 de octubre. Como dicen nuestros mayores, ¡cómo pasa el tiempo! El tiempo, y un montón de cosas, en nuestro barrio y en el mundo que nos rodea. Cosas importantes que no llegan nunca a trascender, y otras fechas que, de una u otra forma, marcan el calendario de las gentes de a  pie, gobiernos, organizaciones e incluso Pueblos enteros. Fechas como el 14 de noviembre, con Huelgas Generales que no los son (por lo menos aquí, en Arrotxapea), el 25 de noviembre, día internacional contra la violencia de género, o el 29 de noviembre, día de Zernin, en que la Asamblea de la ONU proclama a Palestina Estado observador no miembro con 138 votos a favor, 41 abstenciones y 9 en contra (Israel, Estados Unidos, Canadá, Nauru, Palau, Micronesia, Islas Marshall, Panamá y República Checa).
   En Arrotxapea, a principios de mes asomó de nuevo aquel viejo molino del siglo XIII, junto al Puente de Santa Engracia, nombre éste que recuerda a otro viejo monasterio ya inexistente. El 9 de noviembre, se presentó en Bilbo el libro "Multinacionales en el siglo XXI: Impactos múltiples. El caso de Iberdrola en México y en Brasil", en el que ha colaborado Luismi Uharte, vecino del barrio que trabaja actualmente como profesor en EHU-UPV. Como denunció Luismi, "resulta paradigmático que a la rueda de prensa de presentación sólo aparecieran dos medios de comunicación (los periódicos Gara y Berria), mientras que importantes medios de Bizkaia (como El Correo y Deia) y de la CAV (Eitb) no sólo no se acercaran, sino que incluso no hicieron mención alguna sobre esta investigación". Vamos, nada nuevo.
   El 20 de noviembre, la Asamblea de Personas Paradas de Iruñerria "celebró", frente al INEM situado en lo que en otros tiempos fue el Prado de la Cera, el año de gobierno de Rajoy, para exigir un cambio de 180º tanto en las políticas de empleo como en las sociales. El sábado, 24 de noviembre, txirrindularis de EHE recorrieron el barrio exigiendo la oficialidad para el euskera, lingua navarrorum, y este lunes, 26 de noviembre, el Ayuntamiento ha aprobado una nueva ordenanza municipal para regular las bajeras, oficialmente unas 251 en Iruñea, de las cuáles 26 son rotxapeanas. ¡Que no, que no están pensando por qué se da este fenómeno y qué necesidades tiene la juventud de hoy!. Como tampoco pensaron en las que tenía la juventud de ayer, evidentemente. "Que estén en sus bajeras, pero eso sí, sin molestar a nadie". Porque esas gentes de arriba están bien contentas con cientos y miles de jóvenes autorecluídas entre esos escasos metros cuadrados, como diría la Polla Record, "mientras el mundo se escapa frente a uno". Recluídas y fuera de circulación, fuera de las calles, sabedoras que juventud y calle son un binomio de lo más peligroso, para los de arriba, por supuesto. Quienes ya no somos tan jóvenes y cantábamos con Kortatu aquello de "¡A la calle, a la calle!", tenemos que reciclarnos para seguir cantando, eso sí, en primera persona de plural: "¡Qué fuerte venimos dando!. ¡A la calle, a la calle!. ¡Que lo estamos currando!". No echemos nuestras mochilas a la espalda de quien no nos ha visto cargar con ellas. Porque las mochilas son, y han sido siempre, para compartirlas.



* Aurreko sarrera / Entrada anterior:

No hay comentarios: