lunes, 21 de enero de 2013

Arrotxapea: Haciendo barrio


Haciendo barrio

Dicen que no es tiempo para la ternura. Recortes a las gentes de abajo impuestos por los de arriba. Como siempre. Recortes en el bolsillo, pero también en los corazones. Sufrimiento generado por quienes siguen empeñados en vivir a costa de mucha gente para quien sobrevivir, día a día, es todo un reto.
2ª edición, enero de 2013.
Dicen que no es momento de soñar. Que cuando aprietan, lo mejor es “sálvese quien pueda”. Que es mejor mirarse en el espejo a mirar a través de la ventana. Es ese gran “YO” empeñado en no reconocerse en la gente y en el mundo que le rodea.
Dicen que es fácil ser feliz. Tan sólo hay que hacer lo que nos dicen. Aunque esas luces de neón no lleguen nunca a alumbrar nuestros corazones. Por mucho que compremos, vendamos, subarrendamos, o engañemos.
Dicen que mejor no pensar demasiado. Que Historia, Memoria y Compromiso, son cosas del pasado. Que ya nadie hace nada por nadie. Dicen que Esperanza es un personaje que nos dejó hace ya mucho tiempo.
Dicen que, por todo ello, es mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer. Que, al fin y al cabo, lo que tenemos es lo menos malo. Y sonríen cada vez que oyen un “¡Virgencita, que me quede como estoy!”
Pero nosotras creemos en la ternura y en los sueños. Creemos que pensar es imprescindible, y que la esperanza es lo último que hemos de perder. Porque somos protagonistas de nuestra Historia, porque mantenemos nuestra Memoria y el Compromiso con nosotras mismas, con las gentes de abajo, con las de ayer, con las de hoy, y con las de mañana. Haciendo realidad la Ezkaba, colaborando con los movimientos populares del barrio, adquiriendo ese libro que ayude a organizar unas fiestas hechas a nuestra medida, gritando que nadie tiene derecho a que dejemos de ser lo que somos. Y estamos orgullosas de ello.

["Editorial", Ezkaba, nº 202, febrero de 2013]


No hay comentarios: