lunes, 15 de abril de 2013

Diario de ARROTXAPEAko Egunkaria (37)


Mal empezaba aquel 27 de marzo que terminábamos de escribir en nuestro Diario. Si aquella mañana era el Ejército Español quien correteaba por algunas de las calles rochapeanas, horas más tarde sería la policía municipal quien detenía en el Casco Viejo a Nestor García, vecino del barrio y miembro de Euskal Herrian Euskaraz, por poner carteles sobre la jornada Euskaraz Bizi que se celebraría días más tarde, el 13 de abril, en Agoitz. Y ahí estuvo re- o de-tenido hasta que enviaron un municipal euskaldun que atendiera a Nestor en euskera. Pues sí, muy poca luz entre tanta tiniebla para quienes desean vivir en la lengua de sus ancestros, en euskera, lengua navarrorum, la lengua de las gentes navarras desde tiempos inmemoriales.
De tinieblas entienden también las cientos de personas que utilizan el campo de fútbol de Arrotxapea, El Irati, condenados a sufrir una deficiente iluminación que el ayuntamiento se niega a corregir. Como denunciaban jugadores, entrenadores, padre y madres el 28 de marzo en Diario de Noticias, “aquí juegan unos 200 chavales del Rotxapea Club Deportivo, además de otros del Inter Pamplona, del Colegio Cardenal Ilundain o del Orvina. Además, se juegan partidos de Boscos, y el año que viene queremos sacar un equipo de regional, aunque tendríamos que poner los partidos a las 15:30, algo que no sería muy habitual”. Han transcurrido ya 27 años desde la inauguración de El Irati, 11 con hierba artificial, y no sé qué me da que pasarán unos cuantos más para que el barrio con más población de Iruñea pueda jugar con fundamento en las cortas jornadas invernales.
Abril terminó con unas merecidas vacaciones [quien tenga la suerte de poder trabajar], aunque para ello no tendría que ser necesaria Cruz alguna. Como colofón de la Semana Santa, el independentismo de aquí celebra su Aberri Eguna el Domingo de Resurrección, con la esperanza que termine un Calvario que dura ya muchos siglos. En Arrotxapea, ese 31 de marzo, alrededor de cien personas acudieron al homenaje a la ikurriña organizado por Sortu en la calle Marcelo Celayeta, junto al bar Ipar Gorri, donde se recordó a Xabier Lopez Peña, preso político fallecido en un hospital de París. Parece ser que, por mucho que tarareemos la canción, en verdad, Negua ez da joan. De hecho, el viernes, 5 de abril, las lágrimas de Ama lur por tanto despropósito ajeno a ella, cubrió Arrotxapea con un manto blanco tras el cuál seguía escondiendo la tan ansiada Primavera.
Pero las gentes del barrio siguen empeñadas en que Udaberria, la Primavera, llegue de verdad, y para eso decenas de vecinas y vecinos continúan organizando mil y una actividades, comidas populares, concentraciones, fiestas, manifestaciones y Semanas Culturales. El 8 de abril, Día Internacional del Pueblo Gitano, 70 vecinos acudieron a la comida de Errotaberri para recordar los 15 años recién cumplidos en prisión por tres vecinos, Juan Mari, Txutxo y Ciempiés. Por la tarde se realizó una concentración al final de Marcelo Celayeta para evitar un desahucio y, al anochecer, la música mexicana fue la protagonista en la Peña Rotxapea. Al día siguiente, 9 de abril, jornada de puertas abiertas en el Instituto Biurdana, 144 jóvenes de 6º de primaria (97 de Patxi Larrainzar y 47 de Sanduzelai), que cursarán 1º de la ESO el próximo curso, se dieron cita para reivindicar, una vez más, la construcción de un nuevo centro que evite la masificación actual. El sábado, 13 de abril, las gentes rotxapeanas de Santa Engrazia celebraron su día grande, y hoy, lunes, da comienzo la II. Semana Cultural de la revista Ezkaba, con conferencias, conciertos, comidas populares, Gigantes, txistorrada, teatro… con mucha fiesta, y mucha reivindicación, como tiene que ser.
Es cierto, un domingo, el 7 de abril, Arrotxapea pudo deleitarse con, nunca mejor dicho, melodías celestiales. Fue en la iglesia El Salvador, con la inauguración del órgano victoriano que Raúl del Toro ha conseguido trasladar desde Plymouth (Inglaterra). Supongo que esa música no ha sido suficiente para olvidar a los curas de esa parroquia defenestrados por su propia Iglesia por su excesiva proximidad e identificación con las gentes de abajo.
   El vecino rotxapeano Sergio Saldaña Soto presentó el 10 de abril su libro "Tengo trastorno bipolar: Desmitificaciones y anécdotas". Fue en Civican, y a la misma se acercaron cerca de 200 personas, quienes pudieron escuchar, de primera mano y sin eufemismos, la dura experiencia de unas crisis acompañadas de frustración, tristeza y desesperación.
Y, todo hay que decirlo, aún me dura el susto de esta noche, a las 21:45 del domingo, 14 de abril, día del republicanismo español. En casa reinaba el silencio cuando empezamos a escuchar “Ez dut hazi nahi!”, “Gero eta urte gutxiago izan nahi dut!”. Rápidamente me dirigí a la habitación de las hijas, y lo primero que hice fue mirar hacia la ventana, pero, para entonces, Peter Pan ya había levantado el vuelo. Haizea seguía gritando que quería ser cada vez más pequeña, que no quería ser mayor. Por lo menos, ella, con sus 5 años, no se avergüenza de decirlo. Hoy, 15 de abril, Haizea tiene un día más, y un día menos, es lo hermoso de vivir, que solo se vive una vez. No estaría mal que lo recordásemos de vez en cuando, ¿no es cierto?



* Aurreko sarrera / Entrada anterior:



No hay comentarios: