martes, 18 de junio de 2013

Diario de ARROTXAPEko Egunkaria (41)

Ezkaba-rako bidea.
Argazkia: Patxi Abasolo, 2013-ekaina.
   Ya hemos atravesado el paso del ecuador de junio, así que va siendo hora que abramos nuestro Diario. El 1 de junio el único modelo educativo rotxapeano que garantiza el aprendizaje en euskera celebró su Patxi Larrainzar Eguna, paso previo a toda una semana de actos culturales organizados por la Jai Batzordea-Comisión de Fiestas, entre ellas la mesa redonda celebrada el martes, 4 de junio, con los historiadores Peio Esarte, Tomás Urzainqui y Patxi Abasolo sobre la Navarra del siglo XVI, su nobleza, su Iglesia y su pueblo llano. Aunque no todo fue buen rollete, ahí tenemos de nuevo a los txilibitu-jaunas, el 5 de junio, detrás de un joven del barrio, escaleras arriba en su vivienda, para terminar denunciando a toda la familia Esteban por pedir calma a unos municipales un tanto exaltados (vídeo: Udaltzainen aurkako salaketa).
    Y llegó el día del Txupinazo, el 7 de junio, con media hora de retraso por un chaparrón que no cesaría en tres días, y terminaría condicionando por completo unas fiestas que pasarán a la historia más por sus inundaciones que por el ambiente de su recinto festivo, con el momentico de gloria más hermoso y extraño a la vez que haya conocido quien escribe estas lineas, llamando a la desobediencia ("Agur 2013ko jaiei") mientras las aguas del Arga invadían bajeras y se llevaba coches, ante la indiferencia de nuestras supuestas autoridades institucionales. También en esta ocasión, el viejo espíritu del Auzolan ha brillado ante el suspenso de las instancias oficiales, como esa cuadrilla que por iniciativa propia rescató decenas de vehículos atrapados en la vieja plaza Arriasko.
   
Arrotxapeko garia.
Argazkia: Patxi Abasolo, 2013-ekaina.
El consejero de Educación Iribas ha vuelto a sacar de la chistera otra solución mágica alternativa a la construcción de un Instituto para la zona norte. Si el año pasado propusieron ampliar Biurdana para 350 alumn@s en un edificio a todas luces insuficiente, el 12 de junio anunció otro posible parche con el edificio de Euskarabidea de Donibane, convirtiendo algo tan serio como la educación de nuestra chavalería en un peregrinaje de lo más absurdo entre Arrotxapea y Donibane ¡en fin, otra más de tantas ideas geniales!
   Esa semana, del 10 al 16 de junio, vino de repente la primavera, florecieron todas las rosas silvestres señalando al monte Ezkaba y, acto seguido, el verano, con bochorno incluido, para terminar hoy, 18 de junio, con un chaparrón de hordago. Más agua. Tenemos ya a la vuelta de la esquina los Sanfermines, sin Noria gigante en la rivera del Arga, sin recinto alternativo de Gora Iruñea!, y un montón de pequeñas historias que apenas trascienden más allá de quienes las protagonizan, como ese grito ahogado de una vecina maltrada, ese otro momentico de cariño a 30 euros, esas miradas cautivadoras que no irán a más, muchas alegrías y otras tantas tristezas, el grave accidente sufrido el 12 de junio en el cruce de la plaza de Aita Barandiaran por un joven con la moto y el carnet de conducir apenas sin estrenar, o esa pareja que no se sabe muy bien a ciencia cierta qué tendría en la cabeza para ir rajando las ruedas de los vehículos estacionados en Joaquín Beunza en la madrugada del sábado al domingo del día 16 de junio. Ongi bizi Arrotxapea!
   



* Aurreko sarrera / Entrada anterior:



No hay comentarios: