domingo, 15 de septiembre de 2013

Diario de ARROTXAPEko Egunkaria (44)

No hemos abierto este Diario desde Sanfermines. Dos meses después, nos hemos animado a hacerlo, también en pleno ambiente festivo, con las Jaia Txikis del barrio recién celebradas. Han sido este sábado pasado, el 14 de septiembre, un autorregalo realizado por la Comisión de Fiestas para quitar el sabor agridulce que nos dejaron las fiestas de junio, con inundaciones incluidas. Hagamos un repaso a algunos de los acontecimientos que ha conocido nuestra Arrotxapea durante ese período.
 El barrio no es el mismo en verano. Allá por mediados de julio, el bullicio festivo terminó
Udako taillerak.
Argazkia: Batean Federazioa.
por desaparecer para imponerse una calma que, si no es deseada, puede acabar realmente con los nervios de cualquiera. Muchas vecinas salen fuera, otros disfrutarán de las piscinas del barrio, y muchas otras continuarán de fiesta en fiesta a lo largo y ancho de toda la geografía navarra.
El 25 de julio, la comunidad gallega organizó dos días de actividades en el Parque de Enamorados (y enamoradas) para celebrar su fiesta en honor a Santiago con comida popular, bailes, queimada… En el balcón de una vivienda cercana pendía una bandera navarra con crespón negro recordando que, paradojas de la historia, ese mismo día, hace ya 501 años, las tropas del Duque de Alba atravesaban las puertas de la ciudad.
El 28 de julio la Comparsa de Gigantes del barrio acudió a la concentración y concurso de gigantes organizado por el ayuntamiento de Azpeitia, evento en el que resultó ganadora de la modalidad de baile individual, llevándose el premio de grupo nuestros vecinos txantreanos. Desfilaron al son de los dulzaineros y trikitilaris junto a representantes de Bergara, Deba, Azkoitia, Hondarribia, Donostia, Zaratutz, Elgoibar, Irun, Urduña y Ordizia.
El sábado, 3 de agosto, la segunda jornada de la XXVII Vuelta Ciclista a Pamplona partió del Ayuntamiento, bajando por la cuesta de Santo Domingo, calle Río Arga y avenida Gipuzkoa, desde donde nos abandonó para completar los 78,8 kilómetros que tenía por delante.
Pero no todo ha sido ocio y buenas noticias. La noche del día siguiente, 4 de agosto, sobre las 23:00 horas, el vecino Juan Antonio Martin Torremocha yacía en  el domicilio familiar de la calle Marcelo Celayeta, con el pecho abierto por su hermano Valentín. Juan Antonio, de 40 años, falleció poco después en el Hospital, perdiendo así sus amigos, y la propia Arrotxapea, una “alegre, amigable y buena persona”. Ya no jugará más con el equipo de dardos del bar Olimpia, ni del Enarak en Burlada, ni disfrutará más del béisbol, ni pasará a formar parte de los miles de parados que sufren esa lacra social en nuestro barrio.
 Esperemos no tener que poner más lazos negros ni llorar más desgracias, en este caso por la conducción temeraria de unos cuantos vehículos que tienen atemorizado al vecindario en la zona norte del barrio, con la plaza Virrey de Armendariz como auténtico núcleo sísmico. Ya han caído vallas, árboles y algún que otro coche. Una auténtica ruleta rusa, agravada aún más por la indiferencia que manifiestan los supuestos responsables de la seguridad ciudadana. El 12 de agosto el Ayuntamiento inició las labores de reparación del paseo de Enamoradas en los cruces con las calles Izaba y Errotazar, así que no pidamos más, que ¡ya nos vale!
Poco a poco agosto va llegando a su fin, y la sonrisa de aitatxos y amatxos contrasta sobre manera con el gesto de resignación de los más txikis. El 30 de agosto, la Federación Batean despidió el verano con una fiesta en La Carbonilla, nos dejó el lip-lub, y el lunes, 2 de septiembre, el equipo redactor de la Ezkaba volvió a juntarse para preparar el primer número del curso que comienza. Han pasado ya tres años y medios desde que me acerqué a La Carbonilla para colaborar con la revista. Ahora, se me abre un nuevo paréntesis como director de uno de los proyectos más interesantes del barrio, con 21 años de experiencia a la espalda. Seguro que entre todas y todos los que conformamos el equipo de redacción la criatura seguirá cumpliendo muchos más. Como dice siempre gure Migelón, ¡nosotros [y nosotras] a lo nuestro, a hacer barrio! Hace unos días se hizo público que nos quitan un médico y dos enfermeras, y que 2º de Infantil de Patxi Larrainzar se queda sin una quinta línea teniendo que sufrir, en consecuencia, unos ratios donde profesionales y niñas/os terminarán por ser, como siempre, los grandes perjudicados. ¡No dejemos que nos recorten el barrio, que con Arrotxapea no se juega!



* Aurreko sarrera / Entrada anterior:

No hay comentarios: