viernes, 7 de febrero de 2014

EZKABA aldizkaria, nº 212 zka., febrero de 2014ko otsaila



Editoriala

Cada día vemos cómo el espacio que entendemos como público está sufriendo la falta de interés de las instituciones que deberían potenciarlo: no hay más que ver el desasosiego de las bibliotecarias de San Pedro, o la reducción de personal en el Centro de Salud y en las aulas de nuestro barrio.
En esta ocasión queremos hacernos eco de una de las mil reflexiones que se están dando en la calle, precisamente en torno al concepto de espacio público. Porque, en efecto, acaso deberíamos hablar mejor de espacio común, no de espacio público como un espacio de nadie, donde lo que ocurre no es nuestra responsabilidad. Si el espacio público lo denominamos espacio común, el sentido cambia porque entonces percibes que: “si es común, es también mío, ¿no? Y si es común y es también mío yo tengo una responsabilidad”. Esta noción de espacio común nos aboca a pensar que el cuidado de este espacio común lo tenemos que hacer entre todas y entre todos. O sea, que no delegamos a una autoridad el cuidado del espacio común. Esta noción de espacio común también como el espacio donde yo participo con todo lo que yo soy y todo lo que yo tengo, que son mis intereses y mis visiones del mundo, pero con el fin de construir un espacio de todas y de todos.
Entiéndase esta editorial como una llamada a hacer nuestros todos esos espacios públicos, desde nuestros parques hasta la misma Ezkaba, que hoy ofrece al barrio cuatro páginas más donde poder seguir participando.


No hay comentarios: