viernes, 25 de abril de 2014

Ziztada (55): El grito de María


En la sobremesa, varias generaciones de una familia comentan cómo era la vida antes y cómo la viven ahora. María, a sus 77 años, toma la palabra y, cerciorándose que María la oye, grita bien alto lo siguiente:
- Yo cuando me muera, podré decir que estoy orgullosa de haber cumplido con mi deber. Mira qué juventud tuve: empecé a trabajar con 14 años, trabajé sin parar, alimenté a mi familia, pagué los estudios de mis hermanos, nunca he cogido una baja, he criado cinco hijos y si mis hijos tenían que ir al médico, esperaba a que terminara de trabajar y los llevaba, aunque sea a última hora de la tarde; nunca he faltado al trabajo, esperé a jubilarme para que me colocaran la matriz, que la llevaba colgando a mis 65 años, sé que ha sido toda una vida de sacrificio, y lo que he visto he visto, y lo que no, ya no voy a hacerlo, pero tengo la satisfacción de que he hecho lo que tenía que hacer, he cumplido con mi obligación, y estoy orgullosísima de ello.
Toda una vida en tan sólo 30 segundos. Un grito que María seguirá contestando con el silencio en que María ha vivido tanto deber, obligación y sacrificio. Mucho antes de los 14 años.




* Aurreko Ziztada / Ziztada anterior:

No hay comentarios: