martes, 1 de julio de 2014

EZKABA aldizkaria, nº 217 zka., julio de 2014ko uztaila


   Ya está en la calle el último número de la revista Ezkaba de este curso. En esta ocasión me he tomado la confianza de firmar la Editorial, para hacer un breve repaso de mi experiencia como director de este maravilloso proyecto rotxapeano.



Editorial

 La editorial de la Ezkaba es un acto colectivo del equipo de redacción. Aunque detrás haya una pluma u otra, siempre procuramos que refleje el sentir de quienes hacemos el día a día de la revista. En esta ocasión, no obstante, me voy a permitir la licencia de firmar estas líneas, que pretenden ser una pequeña fotografía de lo realizado durante mi primer curso como director.
Dos expresiones se me han escapado al sentarme frente al ordenador: Izugarria!, y Egina, lortu egin dugu! Izugarria, porque ha sido una de las experiencias más bonitas que he vivido como vecino del barrio, también como amigo y compañero de quienes componemos el equipo de redacción de la revista. Egina!, porque no ha sido nada fácil. Porque, pese a las mil y una dificultades que hemos ido encontrando en el camino, la ilusión y alegría del grupo de redacción, el apoyo y los ánimos recibidos por las gentes del barrio, y las muchas satisfacciones por el trabajo realizado, han hecho posible que la Ezkaba siga fiel a su cita mensual, como lleva haciéndolo hace ya más de veinte años, manteniendo la cabeza bien alta pese a crisis, recortes y desengaños que los de arriba no hacen sino socializar entre las gentes de abajo.
Si miramos atrás, en la editorial de octubre de 2013 anunciábamos algunas novedades ezkaberas: además de la nueva dirección, una nueva sección con nuestro Vecino de Arriba, las Cartas desde mi rincón de nuestro poeta Javier Armendariz, la sección de Agenda, y el inicio de una serie de actividades culturales con el doble objetivo de fortalecer este proyecto comunicativo y crear auténticas vías bidireccionales entre la revista y el vecindario rotxapeano. Por si fuera poco, la Ezkaba ha ofrecido cuatro páginas más, porque ya vale de aguantar, ¿verdad? Hay que seguir dando pasos, por pequeños que sean, pues es la mejor forma de afianzar cualquier proyecto. Y para ello nuestras txikis son fundamentales, de ellas y ellos dependerá que este proyecto comunicativo tenga futuro. Con ese objetivo ha nacido la Ezkaba Txikia, un espacio para que sean ellas mismas quienes lo llenen de dibujos, chistes o cualquier otra iniciativa.
Este curso, la Ezkaba ha sido un poquito más arrotxapearra, intentando ser también espacio de esa Arrotxapea euskaldun, que vive, trabaja, lee y escribe en euskera. Como ya he escrito alguna vez, saiatu egin gara Arrotxapea Arrotxapeago egiten, guk baino lehen beste auzokide askok egin zuten bezala, etorriko direnek egingo dutenen bezala. Orain atseden hartzeko unea ailegatu zaigu. Hurrengo ikasturtean ilusioz beterik itzuliko gara, ez izan zalantzarik.
Besarkada bana eta mila esker guztioi!

Patxi Abasolo López
Ezkaba aldizkariko zuzendaria


No hay comentarios: