lunes, 22 de diciembre de 2014

Entrevista a Josep Fontana, Zazpika, nº 830

   ¿Quién no conoce al historiador catalán Josep Fontana (Barcelona, 1931)? Ciertamente, todo un lujo en estos tiempos de ambiente intelectual falto de compromiso. Ayer, Zazpika, el suplemento dominical del periódico Gara, publicó una entrevista realizada por Beñat Zaldua. En ella se abordan, una vez más, temas como la función de la Historia, la actual crisis política y económica, la situación mundial...
  
La formación de una identidad.
"Para explicar la formación de una identidad hay que  buscar atrás [...] Yo hablo de identidad en referencia a una cultura compartida, a aquello que he recibido de mi familia y he aprendido en la calle, todas las cosas que forman una manera de entender la vida y la sociedad y que no tienen nada que ver con la sangre, con la tierra ni con nada que se le parezca. Si por eso me quieren decir cualquier cosa, pues bueno, todos seríamos internacionalistas en un mundo sin los nacionalismos de los otros. Es decir, uno no tendría ninguna necesidad de defender este sentido identitario propio si no estuviese siendo agredido [...]. El problema surge cuando tienes la necesidad de defender una manera de entender el mundo y la sociedad".

La Historia.

"Mira, yo siempre sostengo que la historia es una herramienta, e igual que un martillo puede ser un elemento de trabajo o un arma mortal, la historia puede ser usada para muchas cosas, también para alimentar prejuicios y crear odios. Porque lo que no es la historia es neutra. Par mí, si un historiador puede aportar alguna cosa positiva es ayudar a la gente a entender cómo funcionan las cosas, estimulándolas a pensar por sí mismas. Es decir, tú no le tienes que explicar verdades, le tienes que poner las cosas delante para que piense".


No hay comentarios: