lunes, 4 de mayo de 2015

Diario de ARROTXAPE[a]ko Egunkaria (69)

Patxi Larrainzar Ikastetxea
Argazkia: Patxi Abasolo
  Hoy, lunes, 4 de mayo, ha sido un día especial para las de casa. Tras la campaña que durante estas últimas semanas distintos agentes sociales y educativos hemos llevado a cabo contra las prueba de 3º de Primaria que establece la tristemente conocida LOMCE, había llegado la hora de un NO rotundo. Hasta aquí todo normal, para quienes llevamos ya casi toda una vida lanzando NOs a diestro y siniestro, un día sí y otro también; eso sí, sin olvidar que los SÍ son aún mucho más importantes (aunque de esto ya hablaremos en otra ocasión).
  Pero este lunes era especial, porque la respuesta, más allá de la responsabilidad como madre y padre de buscar siempre lo mejor para nuestras hijas, necesitaba del protagonismo de quien la iba a ejercer, una niña con 9 años recién cumplidos. Y esa niña ha dicho que SÍ. SÍ a estar, por primera vez, detrás de una pancarta en la que faltaría mucha gente.
  En un mes escaso, las APYMAs hemos recogido más de 1000 instancias contra la realización de unas pruebas estandarizadas que no hacen sino uniformar unos contenidos que no tienen en absoluto nada que ver con cuestiones como educar. En el centro Patxi Larrainzar firmamos 111 madres y padres, además de solicitar por registro que a 58 de nuestras hijas e hijos no les hagan la prueba. La respuesta de la Administración también ha sido contundente, con todo el peso de la ley, las pruebas se harán, sí o sí. Hoy, 15 niñas y niños rochapeanos nos han pedido a las amatxos y aitatxos que estemos a su lado. Saben que, aunque han faltado a clase, no podrán evitar realizar la prueba, una prueba que durará cuatro largos días. Serán llamadas aparte para realizar la prueba que se han negado a hacer hoy. Con 9 años. A partir de ahora, aitatxos y amatxos desplegaremos esa misma pancarta con más entusiasmo sin cabe, tras haber recibido una lección difícil de olvidar, y el lujo de haber podido compartir pancarta con las más pequeñas de casa. Porque, al fin y al cabo, es responsabilidad nuestra.



* Azken sarrera / Última entrada:

2 comentarios:

Enrique Cigala dijo...

Ánimos a todas/os: peques y menos peques. Si educar no es lo de la LOMCE, ejercer esa responsabilidad que señalas al final de tu entrada no tiene otro nombre: EDUCAR. Con mayúsculas. Un beso para la peque

Patxi Abasolo Lopez dijo...

Besarkadatxo bat