martes, 19 de mayo de 2015

Diario de ARROTXAPE[a]ko Egunkaria (70)

Ibon, Aiala e Igarki, en el muro popular de Gasteiz
Fotografía: Gara, 2015-mayo-19
  Con un plante cerrábamos nuestro Diario rotxapeano hace quince día, y con un nuevo plante lo hemos abierto hoy. Si aquel 4 de mayo las protagonistas fueron las más txikis del barrio haciendo frente, con tan sólo 9 años, a toda una señora LOMCE, estos últimos días han sido jóvenes, chicas y chicos, quienes se han atrevido a plantar cara a una señora Justicia, más triste y lúgubre aún si cabe. El 6 de mayo se hizo pública la sentencia, según la cuál siete jóvenes, entre ellas nuestro vecino Ibon Esteban, debían cumplir una condena de 6 años por su militancia política bajo la acusación de militancia en Segi, por cosas tan criminales como "repartir propaganda y pegar carteles". 
  Amigas y amigos de Ibon empezaron a extender infinidad de clics por las redes sociales, resultando al momento una concentración de varios cientos de personas que se dieron cita junto a la Plaza de Basajaun, en la avenida Marcelo Celayeta. Mientras, Ibon, en algún rincón de estas tierras, hacía un parón para preparar su nuevo órdago de color naranja.
  Ajenas a todo ello, al día siguiente, 7 de mayo, pequeñas golondrinas hacían su aparición en el cielo rochapeano, y el bar Ambassane preparaba la exposición pública de los carteles festivos. Había empezado la cuenta atrás. Las más txikis han presentado dos carteles, DOS, en un barrio con 30.000 personas. En fín! Aunque también es verdad que, utilizando las matemáticas adecuadamente, esa escasa participación puede convertirse en estupenda noticia, pues el año pasado tan sólo se presentó una niña. Por tanto... la participación infantil ha aumentado un 100 %, ¡toma ya!
  Las golondrinas no sabemos, pero las cuadrillas sí tuvieron presente a Ibon en su día grande, el sábado 9 de mayo, agitando su rostro hasta altas horas de la noche.
  Una semana más tarde, el pasado domingo, 17 de mayo, 15.000 personas se dieron cita en Gasteiz para mostrar su apoyo a los siete jóvenes condenados, dispuestos a formar un muro popular contra la ceguera manifiesta de esa supuesta señora Justicia. 500 jóvenes se sentaron junto a Ibon Esteban, Aiala Zaldibar e Igarki Robles, dando vida así a los poemas de Mario Benedetti recitados al final de la marcha.
  Tras toda una noche de tensa espera, a primera hora del lunes, 18 de mayo, llegaban más de 25 furgonetas de policías antidisturbios, una vez más, luciendo ikurriña, porra y pasamontañas. Dio comienzo la pesadilla. Todas lo hemos podido ver. Tras sacar a empujones a los periodistas, los golpes, insultos, patadas, puñetazos y más porrazos, tirones de pelo... se llevaron a Ibon, Aiala e Igarki, dejando atrás 70 jóvenes heridos y 20 detenidos. Tan sólo por abrazarse a la gente que quería. ¿Quién ha dicho que la juventud de hoy no sabe lo que quiere? 



 




  * Azken sarrera / última entrada:


No hay comentarios: