jueves, 5 de abril de 2018

Casa Sancena [y 4]: "Objetos de decoración, mobiliario urbano y saneamiento"

Arrotxapea tiene ya en la calle la Ezkaba de abril (nº 254). En la sección de Historia hemos concluido la serie dedicada a Fundiciones Casa Sancena que iniciamos hace ya cuatro meses. Además, la revista recoge un sinfín de experiencias made in Arrotxapea, entre otras la jornada feminista del 8 de marzo, las actividades de Batean o el proyecto IHK (Iraunkor Hiruki Khan). Para conocezlas, no tienes más que hacer un clic a continuación:


Fundiciones Casa Sancena [y IV]

Objetos de decoración, mobiliario urbano
y saneamiento

Oraingo honetan Galdategiaren alde teknikoa aztertuko dugu. Zertan datza galdaketa-prozesua? Zeintzuk produktu egiten ziren Casa Sancenan? Polemikari ere tartetxo bat eskainiko diogu. Ez dira izango, bada, eskoziarrak ustez Sancenak diseinatu eta sortutako lehoi-iturri berde iruindarrak?

Productos de Casa Sancena, en Arrotxapea (Iruñea)
Fotografía: Emilio Matute
Con esta entrega ponemos fin, por el momento, a nuestro viaje a Casa Sancena, que estas últimas semanas ha sido también actualidad al otro lado del viejo Runa. En efecto, la prensa se ha hecho eco de la próxima demolición de la nave Muebles Apestegia situada en la calle Mayor, donde el labortano Salvador Pinaquy instaló sus talleres de fundición tras abandonar el molino de Caparroso en el año 1883. La Asociación Amigos Pinaquy ha reivindicado realizar un gesto en la memoria de quien trajo por primera vez la luz eléctrica a esta ciudad o instaló el primer alumbrado en un establecimiento público, en el café Iruña. Tras el fallecimiento de Pinaquy siete años más tarde, su cuñado Martín Sancena se hizo cargo de la empresa que, como ya vimos en nuestra primera entrega (Ezkaba, nº 151), se instalaría en nuestro barrio entre los años 1936 y 2004.
En esta ocasión vamos a centrarnos en el aspecto más técnico de Casa Sancena, de la mano de Emilio Matute y su “Introducción al diseño industrial de la Casa Sancena, 1848-1958”. Partiremos del propio proceso de moldeo, para hacer un rápido repaso por la gran diversidad de productos fabricados en dicha Fundición, y terminar con una mención especial a las fuentes verdes de León que, como veremos, fueron fundidas también a muchos kilómetros de aquí, por la empresa escocesa Glenfield & Kennedy.

¿Qué es una fundición?
La fundición llamada también moldeo o colada, se puede definir como un proceso tecnológico de fabricación, propio de los metales, que consiste en obtener determinadas formas sólidas aplicando la propiedad que tienen los líquidos de adaptarse a la forma del recipiente que los contiene.
Para ello se utiliza un recipiente, molde, donde se vierte el metal fundido que ha sido calentado en un horno especial, fusión, dejándolo enfriar hasta que solidifique. Acto seguido se separa del molde, desmoldeo, y a continuación se somete el objeto a una operación de limpieza y desbarbado quitando los canales de colada adheridos a la pieza. Por último y según cada caso, se procede al mecanizado de la pieza en un taller específico.

Los productos industriales
A lo largo de su historia, Casa Sancena ha elaborado tres tipos de productos: aperos de labranza, máquinas diversas y objetos de decoración, mobiliario urbano y saneamiento. Estos últimos han sido una constante en todas las épocas de la empresa. Es más, como nos explica Emilio Matute, “fue una característica particular en el inicio del diseño industrial, por esa tendencia mimética de la burguesía a reproducir los objetos decorativos de la aristocracia, con el fin de sentirse, por un momento, dueños de algunos bienes ilustres con los que el poder se siente representado. Aprovechando el abaratamiento de costos que permitía la reproducción industrial, el proceso de fundición del hierro se prestaba, mejor que ningún otro, para lograr la imitación de objetos artesanales realizados con otros materiales y procedimientos de coste más elevado. Destacan los enrejados de ventanas, puertas de casa, jardines, parques, balaustradas de miradores, balcones y apliques o remates en verjas y pedestales”.
En el mobiliario particular encontramos soportes, mesas, patas de mesas, jardineras, apliques y en el urbano, diferentes tipos de bancos, fuentes, jardineras, alcorques, farolas y pivotes para señalar espacios e impedir el paso de vehículos. En cuanto a los utensilios para saneamiento, destacan las redes de tuberías para la conducción de agua y de gas, bocas de riego, sifones de descarga automática, absorbederos sifónicos, sumideros de rejilla, marcos y tapas de registros diversos, destacando, sobre todo, los marcos y las tapas de alcantarillas con placas de formas rectangulares, cuadradas y redondas, una constante en todas las generaciones de la empresa. En sus últimos años los diseños eran propios, algunos con reminiscencias del pasado, aunque también se aceptaban sugerencias del cliente. En total, Santiago Sancena calculaba haber fabricado en su familia de trescientos a cuatrocientos modelos diferentes.

Las fuentes de León
Fuente de León en Inglaterra
Fotografía: thegreenlionproject.blogspot.com
La cabeza de león que caracteriza a estas clásicas fuentes es una referencia al escudo que dispuso en el año 1423 el rey Carlos III El Noble, cuando otorgó el Privilegio de la Unión para convertir los antiguos burgos medievales en un solo municipio. El león es símbolo de vigilancia, autoridad, magnanimidad y soberanía, y el color verde de estas fuentes fue escogido como referencia a la bandera de nuestra ciudad.
Hace ahora diez años, The Green Lion Project, Plataforma de Defensa del Mobiliario Urbano diferenciado creada por el blog La Txistorra Digital, puso en marcha una campaña para mantener las fuentes de León como algo específico de nuestra ciudad, llegando a inventariar 348 fuentes a lo largo de toda la Alta Navarra. La iniciativa partió de la constatación que entonces, en el año 2008, el ayuntamiento iruindarra había retirado varias fuentes en lugares como el Paseo de Sarasate o la Plaza de San Nicolás, y de la preocupación por el estado del resto de ellas, afirmando que “no se han repintado desde que Balduz era alcalde y están oxidadas y hechas una porquería”.
Siempre se ha atribuido a Casa Sancena el peculiar diseño de estas fuentes, que representan al león echando agua por su boca y con una especie de gorro de káiser germano rematado por una empuñadura que recuerda a una alcachofa. No obstante, como dio a conocer The Green Lion Project en el año 2009, no es posible que Sancena creara un modelo del que hay en Pamplona ejemplares fundidos en Escocia, concretamente por la empresa Glenfield & Kennedy, lo cuál, evidentemente, no las hace menos nuestras. Por tanto, vamos a despedirnos como lo hizo The Green Lion Project en su última comunicación pública en el años 2012: “Recordad que, cuando tuvisteis sed, ellas nunca os fallaron”. Hala bedi!

Texto: Patxi Abasolo López
Revista Ezkaba, nº 254, abril de 2018


Casa Sancena [III]: "Trabajadoras invisibles"



No hay comentarios: