miércoles, 27 de junio de 2018

Peña Rotxapea: Pancarta rochapeana de Sanfermines 2018

Un año más, las pancartas de las Peñas están ya listas para salir a la calle llevando de la mano fiesta y reivindicación, como debe ser. Es una buena oportunidad para hacer repaso a lo acontecido en nuestra ciudad y fuera de ella: despropósitos judiciales en los casos de la Manada y los jóvenes de Altsasu (y por medio, siempre, los mamporreros uniformados llegados más allá del Ebro); más despropósitos de un presidente del Gobierno español que ya no lo es; memoria de acontecimientos no menos trágicos sucedidos hace ya 40 años, en los Sanfermines de 1978; una justicia que sigue sin serlo a falta de una ruptura democrática con el franquismo aún pendiente; despropósitos de palabra y obra contra el euskera, lingua navarrorum; solidaridad ante los despropósitos políticos y militares dirigidos contra otra pueblos, como Catalunya y Palestina...
El rochapeano Txema, Esteban, ha hecho hablar, una vez más, a la Peña Rotxapea, sacando una bonita foto de lo que ha sido y es nuestro barrio o, por lo menos, algunos de los elementos del mismo: una presa que no ha podido con el viejo Runa, la nueva peña Rotxa Gorriak, un toro flipado pidiendo marcha, el lobo Javier Esparza escondido tras una piel de cordero, un campo de fútbol renovado, un caracol euskaldun indignado y un ex-presidente español junto a un palo pinchado en una mierda, valga la redundancia (y no lo digo por el palo, evidentemente). Pues sí, tenemos temas más que suficientes para una buena tertulia, ¿verdad? Os dejo con esta pequeña obra de arte popular, y las otras dos pancartas realizadas por Txema que, como veréis, tienen también alguna que otra historia rochapeana. On degizuela!





lunes, 25 de junio de 2018

La presa de Santa Engracia (Arrotxapea): Arga bizirik?


Parece que andan revueltas las aguas del Arga a lo largo de los 700 metros que transcurren por Arrotxapea. Aunque, mejor dicho, parece que hay quienes andan revueltos al ver cómo la presa de Santa Engracia ha terminado por ceder ante el viejo Runa. ¿Qué hacer con ella? Dani García reunió en la Ezkaba de junio los argumentos a favor y en contra de las distintas opciones que se nos presentan. Y yo me pregunto: ¿Seremos capaces de escuchar, aunque sea sólo por esta vez, qué es lo que desea el Arga, el viejo Runa que ha sabido cuidar de sus gentes rochapeanas desde tiempos inmemorables? Al fin y al cabo, todas esas actividades de ocio pueden seguir realizándose un poco más allá de la zona en cuestión. Y Runa volverá a estar un poco más vivo. Arga bizirik! 

ROTURA EN LA PRESA DE SANTA ENGRACIA

Presa de Santa Engracia (Arrotxapea)
Fotografía: Daniel García.
"Ya hace semanas de ello. La presa de Santa Engracia ha reventado en su parte central, creándose una buena fractura que tiene un futuro bastante incierto, y que queramos o no, va a cambiar la dinámica del río (ya lo está haciendo) a su paso por la Rochapea.
Hablando con miembros del club de remo, nos informan que en verano del año pasado ya se veía algo “raro” en la presa, y que en noviembre fue cuando ya se detectó de manera muy clara. Una fractura de 5-6 metros de largo que cada vez va a más, y que deja pasar el agua que antes estaba retenida.
Son varios los factores ahora que pueden influir en su reparación… factores de ocio, económicos, medioambientales, temas de seguridad, tema de estética... Algo que trataremos a continuación, a pesar de que la decisión definitiva es del Ayuntamiento de Pamplona, que es el actual propietario de la presa. Eso sí, siempre con los permisos correspondientes tanto de Confederación del Ebro como del Gobierno de Navarra.
[...]

En lo que a ocio se refiere:
Presa de Santa Engracia (Arrotxapea)
Fotografía: Daniel García.
Esta retención de agua, permitía dos actividades lúdicas de gran importancia en el barrio. Por un lado el remo y las piraguas, y por otro la pesca.
Hemos hablado con Jose María Gil, timonel y entrenador del club náutico Navarra de remo desde hace ya 40 años, y nos comenta que esta rotura está acabando con el club de remo. La lámina de agua ha bajado la altura, y los 50 deportistas con ficha que tiene el club, a día de hoy no tienen donde practicar este deporte, ya que tenían que haber empezado los cursos esta primavera. Están haciendo en el club obras, y están creando un “foso de remo”, una especie de piscina en la que poder entrenar para intentar aminorar los daños, pero que lógicamente no es lo mismo. A día de hoy el club está prácticamente desaparecido. Para colmo, este 2018 es el 50 aniversario del club, y a día de hoy tienen un futuro incierto y no se sabe si se podrá celebrar. Ellos confían en que el Ayuntamiento mueva ficha, y además de arreglar la presa, arreglen el embarcadero que hay donde el mismo club, que está deshecho, y que se aproveche y se quiten diferentes restos de puentes y obras que hay derruidos en el cauce.
Los 700 metros por los que entrenan, ya no están navegables, y Jose María nos muestra una fuerte preocupación, ya que el club puede quedar inservible y desaparecer rápidamente.
En lo que a pesca se refiere, la zona está catalogada como “escenario deportivo de pesca”, catalogación que deberá de cambiarse si sigue así, y tramo que deberá trasladarse a otra zona de Pamplona, ya que los ciprínidos (especies que se pescan en estos concursos) dejarán de ser tan abundantes.

Medioambientalmente:
Aunque las consecuencias se verán de aquí a un tiempo, en principio, medioambientalmente la rotura de la presa es buena por varios motivos.
Permite el transporte de sedimentos así como que el río divague, erosionando y depositando, generando nuevos hábitats. Además, permite el remonte de peces río arriba, como por ejemplo la trucha, el barbo o la madrilla. También, las aguas estancadas y profundas son el hábitat perfecto para especies exóticas invasoras como carpas, peces gatos, alburnos, siluros, que compiten con las anteriormente citadas, así que si desaparece la presa, se ven perjudicadas.
Igualmente, al desaparecer la presa, el bosque de galería podría cerrarse y crear mas sombra, reduciendo así la insolación y superficie de absorción de luz que se traduce en menor calentamiento del agua. Bosques de galería beneficiosos para la nutria y para el visón europeo, especie en gravísimo peligro de extinción.
Y aunque en verano seguramente quede un hilo de agua y prácticamente se seque, es un proceso natural por el que no nos tenemos que preocupar tanto. El río es un elemento vivo que fluctúa a lo largo del año y que funciona muy bien como ecosistema aunque a nosotros nos pueda parecer que no.

Tema inundaciones y seguridad:
Aunque el tema de las inundaciones es muy complejo, en principio la rotura de la presa, disminuye la altura en riadas pequeñas y medianas, que son las más frecuentes. Aún y todo, el río es un elemento vivo y no es fácil adivinar como va a funcionar en este aspecto.

Así que no parece tan fácil. Chocan los intereses de ocio y medioambientales sobre todo. Por un lado está el Club náutico Navarra de remo, con una larga historia en el barrio, y que está apunto de desaparecer, y por otro el tema medioambiental y la política que está llevando el Gobierno de Navarra en lo que a tema de presas se refiere, que están siendo demolidas sobre todo en la zona norte de Navarra.
Ahora el Ayuntamiento tendrá que mover ficha y ver por que actuaciones se decanta. Si acaba por tirar la presa del todo, sí la deja así y que el río vaya terminando de tirarla poco a poco, o si por el contrario decide arreglarla".

Texto y fotografías: Daniel García Mina
Revista Ezkaba, junio de 2018.

jueves, 14 de junio de 2018

Arrotxapeko lehen euskarazko liburu hegalaria

Bidaiatzen hasi da Libururu Hegalariak (Arrotxapea-BookCrossing) ekimeneko lehen euskarazko liburua. Atzo zabaldu zituen hegoak Hasier Etxeberriak idatzitako Eulien Bazka libururak (Susa argitaletxea, 2003), arratsaldeko 6etan, Zokoa tabernan. Txoria txori kantak dioen bezala, ez da erraza izan 15 urtetan ondoan izan dudan laguntxo hau askatzea, baina azkenean onartu egin dut eta utzi diot hegoak luzatzen; bestela, ez zen gehiago liburu hegalaria izango; eta nik liburu hegalaria maite nuen... Zokoa tabernara hurbilduz gero, eraman ezazu, disfrutau eta, berriro ere, hegan egiten utzi.

Arrotxapeko lehen euskarazko liburu hegalaria
Argazkia: Patxi Abasolo López
Damian Arruti zientzialaria (entomologoa) du protagonista eleberri honek. Eztarrian gaitz bat duena eta hilko ote den beldur dago, horretan du gogoa, baina gertakari harrigarri batek gehiago larrituko du ustekabean: zortzi zatitan moztutako emakume-gorpu bat aurkitu du Ertzaintzak… eta, itxuraz, Damianek ezaguna du: emazte ohia.

Trama beltza da, eta intriga ederki dago eraikita. Aukera paregabea hainbat gogoetan murgiltzeko...


"Bildumak iraultzen antzekoak direla ere pentsatu zuen. Egin bitartean soilik balio dutela, alegia, iraultzek eta bildumek. Gero alferrik dela beste guztia. Galdu egiten duela funtsa bildumagileak behin bilduma osatu denean. Galdu egiten duela funtsa iraultzaileak, iraultza egina denean. Beste aldi bat hasten dela hori egindakoan eta hor ez dutela zer eginik ez batak eta ez besteak". (136. or.)


"Eta gizadiaren gaitz nagusia zein den irakurri berri duela gogoratu da. [...] Gizaki guztien gaitz nagusia beti dela bat eta bera. Gauza guztien sekretua: munduaren erdigunea norbera dela pentsatzea. Horixe egiten dutela pertsona guztiek eta horrexek galdu duela bera". (161. or.)


... Damian Arrutiren etsipenean erori gabe, jakina!



Liburu hegalariak ekimenaren inguruko informazioa:


miércoles, 6 de junio de 2018

Liburu Hegalariak: Bookcrossing en Arrotxapea

  Bookcrossing es la práctica de dejar libros en lugares públicos para que otros lectores los recojan y hagan lo mismo con otro libro. Es una idea concebida en 2001 en Estados Unidos y que ha tenido un seguimiento global, en donde se calcula lo practican más de un millón de personas y millones de libros “liberados”.

  Ahora, y de la mano de la Ezkaba, se van a liberar un centenar de libros en nuestro barrio, y será en diferentes establecimientos la semana después de fiestas. Los lugares con los que hemos contactado y se han prestado a la iniciativa son los siguientes: Zokoa Taberna, en Parque de Enamorados, Museo de Educación Ambiental, Civivox Juslarrocha, y Barpuntocom en Marcelo Celayeta, que llevan realizando esta práctica alrededor de cinco años con una amplia cantidad de ejemplares. También se van a liberar libros juveniles en las tiendas de chucherias Goxoki en Bernardino Tirapu y Arkupe en el Boulevar Anelier. También se adhiere nuestro compañero Iñaki Vergara en la puerta de su estudio en el Paseo Enamorados, 41 dejando un libro a pie de calle al más puro estilo Bookcrossing. En el resto establecimientos se dejarán varios libros de acceso libre dentro del local. Desde la Ezkaba animamos a más establecimientos a sumarse a esta iniciativa.
 El proceso del Bookcrossing es gratuito y sencillo. Existe la página Bookcrossing.com donde los usuarios se dan de alta con un seudónimo, para poder registrar los libros que desee en la base de datos. Al dar de alta un libro, se le asigna un número que se deberá escribir en las pegatinas disponibles en los establecimientos y colocarlas en el interior de la cubierta. De esta forma se podrá seguir el “vuelos” de los libros y leer las opiniones de sus futuros lectores.
  A esta iniciativa rochapeana la hemos querido identificar con el sobrenombre de “Liburu Hegalariak” [Libros Voladores], simulando a esos polluelos que tras haber roto el cascarón durante la lectura de su dueño quedan en el nido hasta echar a volar y abandonar el nido cuando los liberan en un punto de intercambio. Recordad que estos pájaros dejan de perteneceos cuando los dejáis volar, pero a cambio podréis disfrutar del vuelo, plumaje y canto de otros que, ojalá sean muchos, lleguen a vuestras manos.
  Otros lugares de Bookcrossing cercanos se encuentran en el Museo de Navarra, Monte de las Aguas y Molino de San Andrés de Villava que nosotros sepamos, pero seguro que hay muchos más. Os animamos a buscarlos en la red.
  Los establecimientos colaboradores lucirán en el exterior la imagen que aparece en esta página, símbolo distintivo de esta idea, que esperamos tenga gran aceptación ahora que llega el verano. Os mantendremos informados.


El Vecino de Arriba, Ezkaba, n.º 156, junio de 2018

martes, 5 de junio de 2018

"Serpi i Molot". Igitaia eta mailua. "Igitailua". 100 urte.


Igandean Berriak hiru orrialde eskaini zizkion Igitaiaren mendeurrenari. Bertan Amagoia Gurrutxaga Urangak azaltzen digu langile batasunari eta komunismoari lortutako irudi honen sorrera eta Euskal Herrian kultur eremuetan utzitako arrastoa.

Mende bete ikur

"Igitailua", Asisko, Berria, 2018-06-03
Apirila da, 1918koa. Errusian, Urriko Iraultza bukatu da, Vladimir Ilitx Ulianov Lenin da Errusiako Errepublika Sozialista Federatibo Sobietar jaio berriko burua, eta beharginen eta nekazarien batasunean ardaztu nahi du estatua. Ikurra behar batasun horrek, eta lehiaketa antolatu dute. Aurkeztu diren proposamenen artean, mailua darabilte askok industria beharginen adierazle gisa; nekazariena, berriz, sega, sardea, goldea, eskuarea da, artistaren arabera. Igitaia erabili du Eugeni Kamzolkinek, eta mailuarekin gurutzatu. Igitailua. Paradoxikoa da: Kamzolkin ez da komunista, familia dirudunekoa eta sakonki erlijiosoa baizik. Paradoxak paradoxa, Sobieten V. Kongresuak bere egingo du ikurra uda honetan.
100 urte betetzear da igitailua, beraz. Urte horietan zehar, munduko bazter askotara hedatu da. Ikurra, eta, besteak beste, duen esanahia. Ikurrari begira, hau dakusa Antton Olariaga diseinatzaileak: «Bi tresna. Garbi. Bakoitza bere nortasunarekin. Estetika dotore eta duinean». Igitaiaren kurba zorroztua, makotua. Mozteko eta uzta biltzeko diseinatua. «Lur azpikoa (sustraia) bere horretan utziko duena. Mugimendu malgua. Abilezia. Herio-orrazkera. Erabakigarria». Mailua. Burdinari lotua. «Sendotasuna, kolpea. Zehatz. Barruraino. Edo txikitzeko. Gogor eta indartsu. Atzera bueltarik ez». Biak ala biak, espazio baten barruan fisikoki lotuta. Heraldika klasikoan eta harmarrietan bezala. «Kapitalismoaren etsai nagusia». Diseinuaren aldetik, ongi orekatua eta deigarria. «Irakurterraza bisualki».

Hona hemen artikulu osoa:


lunes, 4 de junio de 2018

Nubes verdes en tiempos grises [1ª parte]: Eusko Bazterra y el talde de la Ikurriña

La revista Ezkaba (nº 156) llega puntual-puntual a su cita mensual, con sus 11.600 ejemplares, a todos los rincones de una Arrotxapea en ambiente pre-festivo. Este mes la sección de Historia ha viajado hasta los años 60 del pasado siglo, para recordar algunas de las "correrías" de juventud de Fausto Ruiz, miembro de una generación que, perdiendo el miedo a unos campos ensombrecidos a base de porra e incienso, supieron ser nubes de esperanza, también para quienes no hicieron sino esperar, en silencio, que cayeran algunas gotas de libertad.
Aquí tienes la revista, a tan sólo un clic:

Nubes verdes en tiempos grises [I]

Eusko Bazterra y el talde de la Ikurriña

Baziren hodei berdeak diktadura frankistaren urte ilun eta gris haietan. Itxaropena sortu zen, belaunaldi berri batek margotua. 1960. hamarkadan ametsak haragitzen aritu ziren Iruñeko gazte batzuk, horien artean Fausto Ruiz auzokidea, martxoan agur esan ziguna.


Miembros de Eusko Bazterra y del Club Donosti.
Fausto Ruiz, primero a la derecha, sentado.

    Yo no se lo que es el destino
    Caminando fui lo que fui
Allá dios, que será divino
      Yo me muero como viví.
               SilvioRodríguez

.
En el otoño del año 2009 vio la luz “La Historia olvidada”1 de Jose Luis Díaz Monreal, una obra que nos acerca a la organización EGI (Euzko Gaztedi) en Navarra durante la década de los años sesenta. Como nos adelanta J.G. Charela en el Prólogo, este libro recuerda a los más viejos “sus correrías” frente al franquismo, mientras que a los más jóvenes va a ayudar a entender que muchos elementos que vivimos y sufrimos hoy, hunden sus raíces en aquellos oscuros años de dictadura, elementos que no supimos o no pudimos sacudirnos cuando llegó el momento. En esta ocasión vamos a recordar algunas de las “correrías” protagonizadas por Fausto Ruiz Benjumea, rochapeano que nos ha dejado recientemente, tal como vivió, sin renunciar a todos aquellos sueños de juventud.

Eusko Bazterra
En 1966, el PNV decidió dar un nuevo impulso a la organización juvenil EGI, que se encontraba muy debilitada, especialmente en Navarra, con el doble objetivo de atender las demandas de sus militantes más activos y, al mismo tiempo, frenar el constante trasvase de sus miembros a la organización independentista y socialista Euskadi ‘Ta Askatasuna.

José Antonio Urbiola fue el encargado de estructurar, organizar y relanzar EGI en Nafarroa. Para ello se consideró necesaria la creación de una asociación cultural legal. Ante la imposibilidad que las autoridades diesen el visto bueno a una asociación vasquista, optaron por crear una sección juvenil dentro de la Real Sociedad de los Amigos del País, que sería una realidad a finales de 1966 o principios de 1967.

Miembros de Eusko Bazterra
El éxito fue inmediato, confluyendo en el nuevo grupo numerosos jóvenes de colectivos y organizaciones culturales y montañeras plamplonesas, como las Juventudes de San Antonio, el Irrintzi, Mutiko-Alaiak, Oberena o el Club Deportivo Navarra. Todos ellos tenían en común el amor por su tierra y por la naturaleza.

El domingo 24 de septiembre de 1967, durante las fiestas de San Fermín Txikito, fue inaugurado el local de la Plazuela de San José, nº 3, junto a la calle Salsipuedes, muy cerca de la Catedral. En adelante, sus miembros organizarán toda clase de actos, conferencias, recitales y cursillos para difundir la cultura y el folklore vasco: danzas, canciones, historia, montañismo y, sobre todo, euskera. Todo ello en un ambiente marcado por la represión franquista, obsesionada por extirpar toda expresión de ideas vasquistas o que tuvieran que ver con cualquier clase de reivindicación en torno a los derechos del viejo pueblo vascón.

Eusko Bazterra llegó a tener en muy poco tiempo más de 200 socios, la mayoría de ellos con inquietudes políticas; algunos de ellos darían el paso hacia EGI y, con ello, a la realización de actividades clandestinas.

El talde de la ikurriña

A principios de 1967 existía ya un grupo que colaboraba pasando propaganda desde el otro lado de los Pirineos, realizando pintadas y colocando pegatinas con la ikurriña. El 26 de marzo se convocó el Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca) en nuestra ciudad, por lo que esos jóvenes abertzales tuvieron que esforzarse a fondo en su organización, ayudando a romper el cerco policial que se cernía sobre la ciudad o lanzando unos cohetes sobre la Plaza del Castillo que, al estallar, soltaron unos paracaídas de los que pendían varias ikurriñas, para descorcierto y enfado de las fuerzas policiales presentes en el lugar. La jornada se saldó, según la prensa, con sesenta detenciones.

Poco a poco, las actividades de EGI experimentaron una reactivación significativa, fundamentalmente gracias a la llegada del liberado guipuzcoano Elías Santon, quien bajo la supervisión de Jose Antonio Urbiola y con la colaboración de Santiago Feliú, consiguió dotar a los militantes navarros de una mayor disciplina y efectividad. Lo primero que hizo fue reunir a quienes trabajaban en la clandestinidad sin apenas conexión entre ellos, como Erdozain, Idoate y el rochapeano Fausto Ruiz, grupo al que fueron incorporándose personas procedentes, por lo general, de Eusko Bazterra.

El 11 de noviembre de 1967, Elías Antón, Erdozain, Idoate, Barbería y Fausto se dirigieron al Pantano de Yesa con el objetivo de destruir la laureada que rodeaba el escudo de Navarra en los monolitos situados junto a los túneles. Al carecer de material apropiado para ello, llenaron el lugar de pintadas como “Gora Euskadi Askatuta!” y siguieron hasta el Valle del Roncal, adornando el camino con numerosas pintadas independentistas.

Elías y los miembros que Díaz Monreal denomina como “talde de las ikurriñas”, Idoate, Fausto Ruiz y Erdozain, decidieron colocar una ikurriña encima de una grúa que se encontraba en la calle Amaya, un lugar céntrico y relativamente cercano al Gobierno Civil. La dificultad residía, más que en su colocación, en pensar cómo hacer que durara el mayor tiempo posible. Para ello simularon un artefacto explosivo adherido a la ikurriña, con el consiguiente aviso: “Cuidado, no tocar, hay una bomba. EGI”. Era el 29 de noviembre, festividad de San Saturnino, patrón de la ciudad.

En la madrugada del primero de marzo de 1968 colocaron una ikurriña en una de las torres de la iglesia de San Miguel, donde a la mañana siguiente se celebraría una misa en honor del Ángel de la Guarda, patrono de la Policía Armada, con posterior desfile en la Plaza de la Cruz. Tras realizar la acción, recubrieron la cúpula de la torre con una capa de grasa para dificultar su retirada, y “regaron” la Plaza y sus alrededores con octavillas.

Durante las fiestas de la Txantrea derribaron el mástil en el que ondeaba la bandera de España en la Plaza Puente la Reina, y la víspera de la fiesta de los mendizales en Aralar colocaron una ikurriña gigante en la Peña Madelen. El 6 de julio, pocos minutos después del chupinazo, una ikurriña lanzada con mortero descendía en paracaídas sobre el gentío que abarrotaba la Plaza del Castillo; y, al día siguiente, tras dos laboriosas jornadas, otra gigantesta ikurriña apareció tendida entre las dos rocas del desfiladero de Irutzun, para rabia de una Guardia Civil incapaz de descolgarla. Finalmente, al anochecer, militares del Regimiento de Montaña lograron retirarla. Los jóvenes activistas, no obstante, eran muy conscientes que la policía andaba tras sus pasos.



Texto: Patxi Abasolo López

Revista Ezkaba, nº 156, junio de 2018

Fotografías: J.L. Monreal, La Historia Olvidada



1Jose Luis Díaz Monreal, La historia olvidada. EGI en Nafarroa durante la década de los años sesenta, Ahaztuak 1936-1977, 2009.