lunes, 30 de abril de 2012

Hausnartzen/Reflexionando/Réfléchissant

Desalmadas

   Aristóteles sabía lo que decía:
   - La hembra es como un macho deforme. Le falta un elemento esencial: el alma.
   Las artes plásticas eran reinos prohibidos a los seres sin alma.
   En el siglo dieciséis, había en Bolonia quinientos veinticuatro pintores y una pintora.
   En el siglo diecisiete, en la Academia de París había cuatrocientos treinta y cinco pintores y quince pintoras, todas esposas o hijas de los pintores.
   En el siglo diecinueve, Suzanne Valadon fue verdulera, acróbata de circo y modelo de Toulouse-Lautrec. Usaba corsés hechos de zanahorias y compartía su estudio con una cabra. A nadie sorprendió que ella fuera la primera artista que se atrevió a pintar hombres desnudos. Tenía que ser una chiflada.
   Erasmo de Rotterdam sabía lo que decía:
   - Una mujer es siempre mujer, es decir: loca.

Eduardo Galeano, Espejos. Una Historia casi universal, s. XXI, 2008.

No hay comentarios: